Desde que salió a la venta el iPhone 5 no se me ha ido de la cabeza la posibilidad de comprarlo, entre otras razones, porque el actual iPhone lo tengo desde hace dos años y ya ha tenido suficiente trote. Además, todo indica que la nueva versión del sistema operativo, iOS 7, irá bastante mal en este terminal, por lo que un salto a tiempo es siempre una buena opción.

El pasado 17 de junio abrí un hilo en el foro en el que habitualmente aprendo sobre estos temas, para preguntar si sería buena idea comprar uno de esos terminales en la tienda Apple de Valladolid y si vendría con la versión de iOS adecuada para poder hacer “jailbreak, que es como se llama técnicamente al pirateo del terminal para poder agregarle una serie de mejoras de software y/o para instalar software “gratuitamente”.

Pues bien, inmediatamente la gente comenzó a responderme que era altamente probable que los stocks de tienda estuvieran obsoletos en cuanto a iOS.

Incluso algunos me comentaron que hace un mes se seguían vendiendo con la jailbreakeable 6.1.2 en tiendas de Madrid. Todo un síntoma…

Aprovechando que ayer fuimos a Rio Shopping a ver “R3SACÓN“, aprovechamos a preguntar en la tienda de Apple.

La pregunta fue directa: “Tienen stock de iPhone 5 con el sistema operativo obsoleto?“. La cara que puso el dependiente al hacerle la pregunta fue inolvidable.

Obviamente, no me lo pudo garantizar, y además me comentó que ellos no pueden abrir las cajas para comprobar la versión de iOS. Pero acabó su respuesta con un “bueno, tienes 10 días para probarlo“. Un dato más que suficiente. No hay más ciego que el que no quiere ver…

De nuevo, otras dos personas del foro me han asegurado que, a mediados de mayo, se han seguido vendiendo esos terminales en Madrid con la iOS 6.1.2 y que se puede devolver en plazo sin que te hagan una sola pregunta.

Ahora el problema es asumir la enorme cantidad de dinero que cuesta el juguetito.

Por cierto, hoy se cumplen exactamente dos años de la compra de mi primer iPhone. ¡Qué curioso!

Deja un comentario