Ayer por la noche, gracias a nuestros amigos y excelentes maestros de ceremonias, Esther y Remi, pudimos disfrutar de una cena divertida.

De entrada, las viandas estuvieron muy a la altura de la excelentes manos de esta pareja, que nos agasajó con creaciones como los pimientos de Padrón rellenos de queso fresco y almendras, o los higos secos rellenos de nueces y queso.

Las peras (de Remi) en almibar; deliciosas.

La cena estuvo regada con un espumoso blanco italiano (y un tinto que nadie probó. Una pena).

Llegada la hora de los chupitos, degustamos la botella de sake de Kioto que llevamos para la ocasión. No hubo unanimidad. A algunos les gustó y a otros no tanto.

Por último, copazo (el que suscribe, beefeater con limón).

Entre las conversaciones, quizás la que más centró la atención fue la de nuestro último viaje a Japón, si bien, como no llevamos fotos, quedó un relato un tanto deslucido.

Prometemos llevar selección para la próxima vez.

Sin embargo, si algo fue realmente divertido (al menos para mí) fue ver el video de "Quetehinches" que horas antes había enviado Jose Ángel al correo. Sinceramente, uno de los videos más divertidos y currados que hemos visto.

A éste le siguió "Pajilleitor plus", y otras creaciones del mismo autor.

Por cierto, ayer pudimos enterarnos de que los televisores actuales permiten ver videos de youtube directamente desde wifi.

Y es que, las ciencias avanzan que es una barbaridad…

 

Deja un comentario