Ya estamos otra vez embarcados en la necesaria actividad de siempre: hacer las maletas.

Pero, esta vez, tenemos problemas de espacio.

Ojalá se nos diera tan bien como a otros lo de meter muchas cosas en poco espacio…

¡¡No puedo con los nervios!!

Y Pilar, ¡¡tan tranquila!!

 

Compartir
Artículo anteriorUN SUEÑO QUE SE CUMPLIRÁ
Artículo siguienteTOKIO. PLANTA 34
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario