Han pasado ya 5 meses

Hace dos horas se han cumplido 5 meses del gran terremoto de Tohoku, en Japón.

Destrucción total tras el terremoto de Japón del 11 de marzo de 2011.

El pasado 11 de marzo, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó que, a las 14:46:23 (hora de Japón) se registró un seísmo de magnitud 7,9 e indicó que su epicentro se ubicaba a 24 kilómetros de profundidad y a 130 kilómetros al este de Sendai, en la isla principal de Honshū. Posteriormente actualizó el registro a magnitud 8,9.

Cifras escalofriantes

Las cifras del seísmo son escalofriantes.

Este terremoto ha sido, hasta la fecha, el mayor de los últimos 140 años y ha superado al gran terremoto de Kanto que tuvo lugar el 1 de septiembre de 1923, en el que murieron más de 140.000 personas en el área de Tokio.

Según el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (el ICOG) de España, la más importante institución de geología de la península, el terremoto liberó una energía equivalente a 200 millones de toneladas de dinamita.

Efectos sobre la rotación de la Tierra

Desde el terremoto, la Tierra gira un poquito más rápido. El temblor volvió a acortar el día (como ya sucediera un año antes con el terremoto de Chile) y se inclinó un poco más todavía el eje de la Tierra. El recorte consiste en 1,8 millonésimas de segundo (lo que suma 3 millonésimas de segundo si agregamos el terremoto de Chile).

Con el terremoto, el eje se movió entre 10 y 15 centímetros, más que los 8 centímetros de 2010. Según una de las teorías, estos cambios podrían ser los responsables de las glaciaciones.

El terremoto, además, movió a la principal isla de Japón, Honshū, 2,4 metros hacia el este, mientras que el desplazamiento directo sobre la falla geológica alcanzó los 15 metros. Todavía no se han publicado todos los datos de GPS de Japón, de modo que más adelante se podrá ver con mayor exactitud el efecto.

Las consecuencias más dolorosas

Pero hubo otras consecuencias, además de las geofísicas.

Una de las consecuencias mas importantes del terremoto fue la crisis sobre la economia japonesa, sumida ya previamente en otra crisis de deflación que llevaban viviendo 20 años. El terremoto llegó en su peor momento.

Más de 15.000 muertos y casi 5.000 desaparecidos

Pero, sin duda, las peores cifras proceden del número de víctimas que provocó el seísmo y, muy particularmente, el tsunami posterior: casi 15.700 muertos y más de 4.700 desaparecidos.

Por todas ellas, rezamos.

Fuentes:

Quake shifted Japan by over two meters (Deutsche Welle)

The Day the Earth sped up (Discovery News)

 

Deja un comentario