Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la programación televisiva española es lamentable, lo que nos obliga, en muchas ocasiones, a cargar nuestro reproductor de DVD con alguna película más adecuada a nuestro gusto.

Godzilla paseando por Nueva York

Ello no significa que la película que vimos ayer, Godzilla (1998), sea una película que vaya a pasar a la historia del cine clásico y tal.Godzilla paseando por Nueva York

Sin embargo, se trata de una cinta que consigue que pases un rato muy entretenido, además de sorprender incluso al más acostumbrado a los efectos especiales de última generación, a pesar de tener ya una década.

La controvertida película se basa en el ya legendario monstruo de ficción japonesa Gojira (ゴジラ), que ha protagonizado numerosas películas y se ha convertido en uno de los personajes cinematográficos más conocidos del mundo así como en un icono de la ciudad de Tokio.

Godzilla paseando por Nueva YorkEl nombre de Gojira proviene de la unión de las palabras ballena y gorila, en japonés.

Godzilla surgió como una representación del terror de Japón tras los bombardeos atómicos sufridos en la Segunda Guerra Mundial.

La versión estadounidense nos muestra un monstruo algo más confuso que en la versión japonesa, donde el monstruo es más consciente de la devastación.

 

La segunda parte de la película, aquella en que aparecen los cientos de huevos en el Madison Square Garden, nos ha recordado mucho a las saga "Alien", especialmente a la segunda parte de la película protagonizada por Sigourney Weaver.

 

Como toda película de acción hollywoodiense, la cinta está trufada de momentos espectaculares, chistes malos y algunos personajes tópicos, entre los que destacan dos relativos lujos de reparto: Matthew BroderickJean Reno.

Curiosamente, también nos ha sorprendido lo bien que se ha reproducido la isla de Manhattan, donde pueden verse en detalle lugares tan populares como la plaza del Flatiron, la entrada de la Grand Central Station o edificios imprescindibles como el Empire State, el Chrysler o las desaparecidas Torres Gemelas del World Trade Center.

 

Deja un comentario