En cada país hay alguien encargado de decirnos cuándo comienza la navidad.

En España suele ser el Corte Inglés y en Estados Unidos, el comienzo de la navidad se produce con el encendido de las luces del enorme abeto que todos los años (y ya van 75, desde 1933) adorna el Rockefeller Center de Nueva York.

Durante el día de ayer se produjo la colocación de dicho árbol en la plaza.

El abeto noruego de de 76 pies (23,1 metros) de alto y más de 10 toneladas de peso luce ya en el medio del impresionante complejo de edificios de oficinas en el corazón de Manhattan.

La llegada del abeto noruego a uno de los puntos más concurridos de Manhattan marca el inicio de los preparativos para la celebración de la Navidad, que ya se empieza a notar en los adornos de algunos grandes comercios y en los anuncios de televisión que poco a poco se van colando entre la programación.

El enorme abeto fue traído expresamente desde una propiedad privada del vecino estado de Connecticut.

El miércoles lo talaron y fue trasladado con sumo cuidado en un convoy especial al centro de Manhattan, donde una gran grúa lo ha instalado detrás de la famosa pista de hielo y la estatua del dios Prometeo que conforman el punto neurálgico del Rockefeller Center.

A partir de ahora, el trabajo será adornarlo y dejarlo listo para su encendido el próximo 2 de diciembre, en una ceremonia televisada y en la que suelen participar artistas reconocidos.

Durante el transcurso del acto, se iluminarán las 30.000 bombillas de colores que albergan sus ramas y que penden de más de ocho kilómetros de cable eléctrico.

Aquí podéis ver un par de fotos nuestras de las pasadas navidades:

 

En fin, que disfrutéis del último viernes 13 del año…

 

Deja un comentario