Hemos salido a las 11:00, como siempre, a tomar el café de media mañana pero, al final, hemos preferido cruzar el puente e ir "al centro".

En el aparcamiento del trabajo hemos visto este árbol, en el que no nos habíamos fijado antes.

Se trata de un cerezo japonés.

¡ Qué bonito es lo japonés !

No hemos podido resistirnos a hacerle una foto con el móvil.

No es gran cosa la foto, pero algo es algo…

La imagen del bello árbol rompía con la escena gris del aparcamiento.

Compartir
Artículo anteriorTARRO DE MOSCAS
Artículo siguienteASTRUD EN PALENCIA
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario