Dicen los supersticiosos que romper un espejo son 7 años de mala suerte.

No sé si la persona que nos ha roto el espejo del coche sufrirá esa maldición.

Lo que sí sé es que llevamos unos días que podrían considerarse una racha de mala suerte.

Y de todas las cosas malas que nos han sucedido, quizás la peor ha sido encontrarnos hace un rato el espejo izquierdo del coche colgando y roto por un acto vandálico.

Qué le vamos a hacer.

Está claro que el coche no abandona el taller.

Para colmo, después de todo un fin de semana, no ha sido posible liberar totalmente el móvil.

Lo hemos enviado al vendedor para ver qué puede hacer él…

Deja un comentario