La noticia del volcán islandés que ha entrado en erupción hace unos días, el Ejfjallajokull, comienza a convertirse en otro de esos pánicos irracionales, como ya pasara con la gripe A, las vacas locas, etc.

Cierto es que se han sucedido numerosas cancelaciones de vuelos, pero da la impresión de que se trata de un asunto que no dará más problemas en unos pocos días. De eso estamos casi seguros…

De todas maneras, esperamos que se cumplan nuestras previsiones porque, si no, este año puede llegar a convertirse en un infierno para nosotros en lo que respecta a viajes, ya que, aunque todavía no tenemos planes, es probable que realicemos alguno.

Además, al bombo de la "lotería volcánica" hay que introducir una nueva bola, el volcán Katla.

Es curioso como esta noticia, unida a otras sobre terremotos y tsunamis, está provocando el surgimiento de teorías a cuál más descerebrada, como el enfriamiento de la atmósfera, efectos sobre la salud o el medioambiente, e incluso hay quien habla ya del fin del mundo, es decir, la enésima vuelta sobre el manido tema del apocalipsis maya.

Deja un comentario