Japón Secreto: descubre el Japón que no sale en las guías

En la sobremesa de hoy hemos vuelto a ver Erin Brockovich (2000).

Ha sido la primera película que hemos visto mediante nuestro nuevo disco duro multimedia, un “cerebro de la bestia” ¡¡¡ de un terabyte de capacidad !!!

Basada en hechos reales

Cartel original de Erin Brockovich (2000)Erin Brockovich es una película dirigida por Steven Soderbergh y basada en hechos reales, protagonizada por “la novia de Hollywood”, Julia Roberts, que cuenta los avatares de una mujer que lucha por sacar adelante a sus tres hijos, sin la ayuda de ninguno de sus dos ex-maridos.

Sinopsis

La película comienza con el accidente de coche de Erin, causado por la negligencia de otro conductor, que le obliga a llevar collarín.

Por ese accidente acude a un pleito para solicitar la indemnización. Acaba perdiendo dicho juicio por culpa, en parte, del abogado barato que contrata.

Julia Roberts en Erin Brockovich (2000)Acuciada por las deudas, busca un empleo sin lograrlo, por lo que se ve obligada a exigir al abogado de su anterior juicio por accidente que la contrate de secretaria. Ella asegura que, aunque no tiene estudios, debido a su pronta maternidad, es una mujer con mucha capacidad y que se entrega al trabajo.

El abogado accede a contratarla a regañadientes y, en ese momento, comienza a trabajar en un asunto de indemnización por envenenamiento de una empresa que vierte sus resíduos en una zona residencial de Hinkley (California).

Más que una película de juicios y abogados

El argumento nos ha recordado a la película “Legítima Defensa” (“The Rainmaker“, 1997) protagonizada por Matt Damon, si bien, en el caso de Erin Brockovich no solo el transcurso de la historia es algo menos dramático, sino que, además, sorprende el hecho de que aquello que vemos en pantalla, está basado en hechos que realmente sucedieron.

Albert Finney y Julia Roberts en "Erin Brockovich" (2000)

Las dos veces que hemos visto esta película hemos disfrutado como enanos.

Podríamos decir que este film pertenece al género judicial, aunque en realidad, lo que la hace tan divertida y especial es que su argumento, aunque gira en torno a un juicio millonario, habla de la vida de una esforzada madre y de una inteligente mujer que la vida no le ha dejado opción para llegar más alto pero cuyo tesón y entrega a una causa justa, le llevan a convertirse en un ejemplo que acabó saliendo en todos los medios de comunicación.

Internet en Japón

Es muy de agradecer (y quizás, un motivo del éxito) el hecho de que no se haya caído en la sensiblería barata ni en un exceso de tópicos.

"Erin Brockovich"

Descubre San Francisco con las mejores experiencias, excursiones y visitas guiadas

Julia Roberts, simplemente perfecta

Llevándose a sus hijos al trabajo. La interpretación de Julia Roberts es simplemente perfecta. ¿Recuerdan “Pretty Woman“?, pues ¡olvídenla!. En esta película Julia Roberts está realmente creíble, estupenda y, además, muy guapa. No es de extrañar ganara el Oscar y el Globo de Oro en 2001…

Interpretaciones de lujo

Pero no solo Julia Roberts, que roba dos de cada tres planos, está espléndida. El papel del motero, interpretado por Aaron Eckhart, es fantástico, un cordero con piel de lobo que te mantiene todo el tiempo pendiente de si será fiel a Erin.

Y, por supuesto, el abogado, interpretado por Albert Finney, simplemente impresionante. Empiezas odiándole, acabas queriéndole como a un padre. Magnífico.

Apartado técnico

Aaron Eckhart, fantástico. En cuanto a la calidad técnica, muchas han sido las críticas a la dirección y a la fotografía, por esos curiosos planos generales mantenidos durante largo rato o por ese retoque de imágenes que le dan ese aire sublime, retro, cálido, a base de degradado hacia tonos ocres o ambar, un recurso con el que ya han jugado otras películas como “Traffic” o “Señales del Futuro“. Algo que no sorprende a los que ya hemos visto la magnífica saga de Ocean dirigida por Soderbergh.

Imagen retocada con tonos ambarLa calidad de la imagen es increíble, casi rozando la perfección que posteriormente alcanzó “Señales del Futuro“.

 

 

Un gran film

Albert Finney, perfecto.En resumen, una película recomendada para amantes del cine judicial, pero también para los amantes de los films de superación de problemas personales.

Imprescindible olvidar los trabajos anteriores de Julia Roberts antes de ponerse delante de la pantalla.

Julia Roberts y Aaron Eckhart en "Erin Brockovich"

Albert Finney y Julia Roberts en "Erin Brockovich"

 

Deja un comentario