Este artículo es simplemente una disertación sobre el mundo de internet desde el punto de vista de usuarios compulsivos como nosotros.

Desde que surgió internet, o mejor dicho, desde que entró masivamente en nuestras vidas, las vidas de los españoles, da la impresión de que todos, más o menos, hemos seguido unos senderos similares.

 

Llega internet. ¡A bajar y bajar!

Logo de NapsterTras conseguir conectar nuestro ordenador a internet, la primera tentación siempre fue bajar, bajar y bajar.
Algunos se dedicaban a bajar vídeos (de todo tipo. No entraré en detalles), música (¿qué fue de Napster?) o fotos, fundamentalmente.

 

Los emails y sus cada vez más pesados adjuntos

Poco tiempo después, se descubría el "poder oculto" de los emails.
Todos tenemos amigos y/o familiares que, tras conectarse, descubren que pueden enviar todo tipo de adjuntos en sus emails o, peor aún, descubren el maldito botón "reenviar".
Así, emails llenos de chorradas que leiste hace años, vuelves a recibirlos por obra y gracia del novato de turno, que cree que te sorprenderá con su powerpoint de fotos alucinantes, su video de un tortazo, o ese chiste de más de 30 líneas que solo él ha conseguido leer entero.

 

Mensajería y redes sociales

Según el ambiente en que te muevas, puede ser que comiences también a utilizar el messenger (antiguamente, el más popular no era este producto de Microsoft, sino el IRC).
E incluso, últimamente, mucha gente, apenas comienza a utilizar un ordenador, se vuelca con las redes sociales (tuenti primero si se es muy joven, si no, probablemente facebook).

 

Los foros: la reunión del saber y la ignorancia en un mismo espacio

Pero lo bueno de internet, lo más útil, viene a partir de ese momento.
Es cuando se descubren los foros, unos lugares virtuales llenos de información (y desinformación), donde deambulan verdaderos frikis de los temas más variopintos, junto con "trolls" que entran, piden, insultan y no vuelven.

Además de mucha información y consejos sobre los temas que te interesan, allí descubres que mucha gente firma con direcciones de páginas web.

 

Crear tu propia página web

Un momento, ¿significa eso que uno mismo puede crear una página web personal?
Eso te lleva a descubrir sitios en los que puedes crear tu propia cuenta y algún tipo de miniweb.
Tal es el caso de lugares como fotolog o myspace
, lugares muy populares hace algo más de un lustro, que apuntaron alto y prometían un futuro brillante.

Logo de Fotolog

 

La irrupción de WordPress y Blogger

Pero, inesperadamente, irrumpió en nuestra vidas (las de los internautas) los sitios wordpress y blogger.
De repente, cientos de usuarios de myspace y fotolog, viendo que estos formatos eran muy limitados y apenas permitían actualizar información (amén de otras limitaciones de caracter estilístico) decidieron dar el salto a blogger y wordpress.com, dos portales que ponen a tu disposición un notable espacio virtual y una serie de herramientas para crear la quintaesencia de la expresión personal en internet: los blogs.

En apenas unos meses, internet comenzó a poblarse de cientos, miles de blogs.
En un principio, se trataba de páginas personales sobre la vida diaria, sobre pensamientos profundos (o no tan profundos), acompañados de alguna bonita foto.
Es decir, se trataba de una evidente traslación de lo que hasta ese momento se había estado publicando en los fotologs y en myspace.

Logo de WordPressPero pronto, los usuarios de estas plataformas descubrieron que se podía utilizar los blogs con una estructura más abierta a los demás, más útil.
De ahí comenzaron a surgir los blogs sobre informática o sobre viajes, una temática, por cierto, demasiado popular
, que llega a hartar, pues mucha gente hace ostentosos blogs de viajes en los que, al final, acaba contando lo mismo de siempre.

Paralelamente a la creación de blogs, aumentó el número de cuentas de youtube, en la que, en la mayoría de los casos, se exhibían vídeos de bloggeros mostrando técnicas musicales, informáticas, etc…o bien, escenas de viajes o vida privada.

 

La situación actual

Y es aquí cuando llegamos a la actual situación, la que vivimos en estos días, la que me ha llevado a escribir sobre todo esto.

Actualmente, nos encontramos sumidos en la vorágine de las redes sociales. Sí, hemos sucumbido a ellas.

 

Facebook

Logo de FacebookDesde mediados del año pasado, la red social a la que hemos estado enganchados ha sido facebook, un vicio que se ha visto aumentado desde que he elevado el nivel de seguridad de nuestras cuentas y hemos expulsado a mirones, lo que nos ha dado un respiro y mayor libertad. Pero además, tras la llegada a nuestras vidas de japonesas a principios de este año, nos hemos visto avocados a la utilización de esta red para mantener el contacto.

 

Twitter

Logo de TwitterNo obstante, si hay una red que nos mantiene realmente absorbidos desde hace unos pocos meses, esa es twitter.

¿El motivo? la facilidad de acceso desde nuestro flamante iPhone.

Aplicación de Twitter en un smartphoneY es curioso porque, en realidad, las cuentas que actualmente utilizamos (la mía y la conjunta) las abrí hace ahora dos años, viendo que se acercaba nuestro road trip por Estados Unidos.

Mi objetivo era poder ir narrando nuestro viaje en tiempo real desde el móvil. Justo por entonces acaba de crearse esta red y, en principio, permitía tal actividad.
Luego resultó que la cosa no era tan fácil y que el sistema estaba diseñado para utilizarse con móviles americanos. Pero bueno, ahí quedaron abiertas esas cuentas que, en la actualidad, utilizamos tan asíduamente.

A partir de ahora, seguiremos luchando por mantener el blog más o menos actualizado, aunque el día día es probable que sigamos narrándolo en facebook y twitter.

 

Deja un comentario