La de ayer fue una estampa, cuando menos, curiosa y digna del cine español más costumbrista y surrealista.

Resulta que, después de comer, fuimos al pueblo. Ya era hora, porque llevábamos sin ir por allí desde navidad.

Por la noche, tras la cena, como siempre, nos acercamos al bar a tomar algo.

Allí, unos cuantos lugareños, incluído el dueño del bar y su mujer, estaban pegados a la tele, mientras parecían saberlo todo acerca de Eurovisión.

Comentaban los votos y especulaban sobre la más que probable victoria de la cantante de Suecia.

Lo que resulta curioso es que nosotros también pudimos adivinar las estrategias de voto de los países.

 

Ya se sabe que, cuando el ganador va quedando claro, todos quieren formar parte de la victoria.

 

Luego ha salido Daniel Diges comentando el concurso. Hemos pensado que el actuó el año pasado. ¡Qué mala memoria! ¡¡si actuó en 2010 !! (¡qué recuerdos de Noruega!)

 

Deja un comentario