Acabamos de volver del Tio Molonio, de disfrutar el concierto de los británicos THE EMBROOKSThe Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004), un trío que mezcla bastante bien el sonido garage, cierto aire punk, y sonidos sesenteros fuzz.

¿Has pensado en viajar durante la pandemia de COVID-19?

Es muy importante que viajes seguro con una cobertura contra coronavirus.

Aquí puedes encontrar mucha información:

Seguros de viaje para COVID-19

Contenido del artículo

Los conciertos del «Tío Molonio»

The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004)De un tiempo a esta parte, las noches de los miércoles, sobre todo las noches frías como la de hoy, están siendo algo más cálidas gracias al esfuerzo del bar Tío Molonio por traer a bandas de la escena musical española (sobre todo pucelana) pero también de fuera, como es el caso de la banda que hemos podido escuchar hoy.

The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004) 

Qué hacer si las entradas a Alcatraz están agotadas y cómo solucionarlo

The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004)

Sonido clásico «british»

The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004)Por suerte, a diferencia de otros conciertos en este pequeño bar subterráneo, hoy no hemos tenido problemas de espacio, así que, con una cerveza en la mano, hemos visto en primera fila cómo se desenvolvía este trío de ingleses, con Lois a la bateríaThe Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004), Dr. Al a la guitarra, y Mole al bajo y cantando (y berreando cuando se terciaba).

Lo primero que me ha llamado la atención es lo clásico de su equipo: guitarra Gibson con ampli marshall plexi y pedal fuzz, batería pequeña y bajo. Nada más (y nada menos), para sonar como las bandas underground de finales de los ’60. Un cruce curioso entre los WHO previos al «Quadrophenia» y bandas más lisérgicas, como CREATION.

The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004)Personalmente, The Embrooks (Tio Molonio, Valladolid, 17 de noviembre de 2004)me han gustado más los (pocos) temas lentos o de tempo medio que han tocado, aunque los más cañeros tampoco estaban nada mal.

Por cierto, ha sido agradable encontrarse con mi antiguo profe de conversación de inglés, Charlie, metido a fotógrafo (y, por cierto, al que le he mangado todas las fotos que pueden verse aquí).

Otros artículos que pueden interesarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here