Y seguimos organizando el viaje al Oeste mientras vamos recopilando información y ordenando nuestras ideas para darle al viaje un sentido coherente, ya que tenemos muchos y muy diversos planes y, como es lógico, queremos que todo salga bien con el tiempo y el dinero del que disponemos.

Por suerte, la información referente a Seattle nos la está sirviendo Mariano Lozano en bandeja, gracias a sus reportajes sobre la ciudad.

Hoy a colgado un nuevo capítulo de su guía sui generis. Aquí podéis leerlo:

El viejo downtown de Seattle, resurgir de las cenizas

El corazón del viejo Seattle es la plaza de Pioneer Square. Pioneer SquareFue en este lugar fue donse se fundó la ciudad allá por 1852 por un puñado de pioneros americanos tras intentarlo primero en lo que hoy es Alki Beach. Un tremendo incendio asoló la ciudad en 1889 destruyéndola casi totalmente y no queda nada anterior a esa fecha. Se aprovechó esta circunstancia para hacer los nuevos edificios ya en ladrillo y adecuar el terreno. Al cabo del tiempo, Seattle fue creciendo hacia el norte, desplazando el centro neurálgico de la ciudad. Hoy día, el viejo downtown es lugar de encuentro, paseo y ocio junto a algunos edificios de oficinas y comercios de lujo como boutiques o galerías de arte.

Toda la zona se puede recorrer a pie y además es muy agradable hacerlo pues no es una zona de mucho tráfico y las aceras son amplias y arboladas. Totem de Pioneer SquareLos edificios de ladrillo visto dan al lugar un aire antiguo que contrasta con el cristal y hormigón de la ciudad. Por supuesto la primera parada sería Pioneer Square, en cuyo centro se encuentra el monumento al jefe indio Seattle, con quien se acordó la colonización de estas tierras por “el hombre blanco” y en cuyo homenaje se dio nombre a la ciudad. A él se le atribuye el famoso manifiesto ecologista que te puedes descargar de la carpeta de archivos compartidos. También hay un totem procedente de Alaska y rememora la época de los mineros que tomaban Seattle como punto de salida de su aventura hacia el oro del Yukon.

Qué ver

En la misma plaza encontramos el edificio de la Elliot Bay Book Company, histórico edificio de piedra de 1891 que ocupa el lugar del que fue el primer hospital de la ciudad y que sorprendentemente ha sobrevivido a tres fuegos, dos terremotos y dos explosiones. Muy cerca podemos ver el primer rascacielos de la ciudad, la Smith Tower, construida en 1914, que con sus 42 plantas mira hoy sin complejos a sus vecinas. Por $6 subimos a la planta 32 y visitar su terraza desde el llamado Chinese Room. La vista no es tan espectacular como la del Space Neddle, pero te hace sentir más en el centro histórico (aparte de que está menos masificada y es más barata). Otro sitio cercano de interés es el Klondike Gold Rush National Historical Park, que nos cuenta la historia de aquellos que vinieron al Oeste en busca del oro, especialmente del Yukón y donde Seattle sirvió de parada y fonda

Algo más arriba, ya nos vamos encontrando con la zona de rascacielos aunque aún aparecen algunos edificios de principios del XX. Aquí se asienta el más alto rascacielos de Seattle: el Bank of America Tower, con 76 plantas de altura. Por cierto, desde la 73 hay otro mirador desde el que se pueden tener unas impresionantes vistas de la ciudad.

Hacia el Oeste, pasando por debajo de la autopista Alaskan Way, quien cruelmente divorcia a la ciudad de su enamorada bahía, se encuentran los muelles desde donde se cogen los ferries que llevan hacia otras poblaciones del Puget Sound.

Hacia el Este, pasando la estación de tren, se puede visitar el llamado International District, o el barrio chino, establecido por los primeros asiáticos a finales del XIX. Como cualquier barrio chino de ciudad americana, tiene los típicos comercios, con llamativos carteles, tiendas de ultramarinos, etc. Lo más interesante sin duda es el mercado Uwajimaya, enorme mercado especializado en productos orientales que pasa por ser el más grande de todo el Northwest, que no es poco habida cuenta de la enorme población oriental existente.

Safeco Field, templo de los MarinersHacia el Sur se encuentra el antiguo Kingdome de Seattle, hoy estadio Qwest de fútbol americano de los Seahawks, seguido del Safeco Field, sede del equipo de béisbol local, los Mariners. La zona no es muy agradable de visitar a pie, pues está rodeada de autopistas y vías de tren.

Qué hacer

En esta zona se pueden encontrar las librerías de libros clásicos y antiguos, magníficas galerías de arte y tiendas de ropa, pero no de marcas muy conocidas, sino más bien de carácter alternativo o de nuevas tendencias. Servicios de tatuajes, diseño gráfico, culturales o pensiones baratas nos trasladan a una ciudad mezcla de sorpresa e inquietud por el aspecto de algunos de sus “clientes”.

La 1st Avenue desde Pioneer Square empezando por el Starbucks acoge multitud de locales alternativos con mucho ambiente nocturno. Con las precauciones propias de moverse por lugares así, en general es una zona segura siempre que no te alejes mucho de esa calle, de hecho te pensarás dos veces seguir andando por ciertos lugares cuando cae la noche, aunque lo raro es que pase algo.

CityPass de Seattle

No se te olvide comprar el CityPass de Seattle. Tienes un montón de descuentos en los principales museos, el Aquarium o el Zoo.

Mapa de la zona

En el siguiente mapa puedes situar los puntos de interés que hemos visto en este capítulo:

Ver mapa

Capítulo anterior: Seattle: de un vistazo y con un café en la mano.
Próximo capítulo: Pike Place Market y alrededores: entrando en materia.

 

1 Comentario

  1. Aporte interesante estos versados textos. Por
    favor deseodatos sobre el ENCARGO DE JUAN FRANCISCO DE LA BODEGA Y QUADRA, A
    MANUEL DE AYALA, DE COLONIZAR SEATTLE
    EN LA 7MA U 8VA DECADA DE 1700. ES UN RUEGO
    SOY PERIODISTA. VIVO EN TRUJILLO-PERU

Deja un comentario