Aunque no lo digan los calendarios, hoy por la mañana hemos sentido que el verano ha terminado.

Aceras mojadas, cielo gris, una fina lluvia cayendo y una ligera brisa fresca nos han recordado que el que ha sido quizás el verano más largo que recordamos, ha llegado a su fin.

Y en ocasiones como ésta, siempre me viene a la mente una preciosa canción de una banda que no fue todo lo popular que se merecía, RIALTO.

En mi opinión, nunca se ha expresado con tanta belleza y acierto el final del verano que como lo hicieron RIALTO.

 

Deja un comentario