Entrevista de Jerry Hopkins a Jim Morrison en Julio de 1969 (tomada del blog solodoorsianos)

Pocos músicos han despertado tanta controversia como James Douglas Morrison, vocalista y compositor de los Doors. Durante la semana que lo entreviste, en 1969, los Doors habían sido prohibidos en St. Louis y en Honolulu por cargos de exhibicionismo y ebriedad levantados contra Morrison después de un recital en Miami. Nuestro primer encuentro fue en las oficinas de los Doors (ubicados convenientemente tan cerca del sello discográfico Elektra como de varios cabarets de topless) y fuimos a conversar a un bar de las inmediaciones, llamado el día, así que fue solo cerveza. Nos sentamos en una mesa mientras un pequeño grupo de habituales, desparramados a lo largo de la barra, se invitaban a vueltas y mas vueltas y contaban historias en voz muy alta. Cuando Morrison entró, nadie pareció prestarle especial atención y no era que no lo hubieran conocido debido a la flamante barba que se había dejado crecer desde su visita a Miami, sino que allí era un parroquiano mas. Cuando el grabador empezó a diferenciar la voz de Morrison de las otras voces del bar, estábamos hablando de música, de los temas “viejos pero buenos” y de como todo el mundo (los Beatles, por ejemplo ) parecía estar gritando que lo que había que hacer era volver (“get back”).

Es country y blues, eso es lo que es. La gente tiene nuevas fuentes de información, ha llegado bastante lejos y luego se detuvo. Entonces, ahora, vuelve a esta forma básica de música. Habrá una nueva síntesis, quizá dentro de dos o tres años. Parece funcionar en ciclos así es lo que hoy dura una generación.

¿Te refieres a una nueva síntesis de country y blues?

No se, tío. Eso es lo que fue el rock & roll. No se. Hay muchos otros elementos que ahora la gente conoce, como la música india, la oriental, la africana y la electrónica. Probablemente será una síntesis bastante delirante. Creo que en este país seguimos volviendo al blues y al country porque son nuestras dos formas musicales nativas. Creo que… ¿sabes que podria pasar?. Los grandes genios musicales que se han venido dedicando a la música clásica podrían meterse en la música popular.

¿No crees que ya hay algunos acercamientos así? Gente com Van Dyke Parks y…

No he escuchado lo que hace, así que no puedo opinar. No he escuchado ninguno de los que hoy hacen, como nosotros, música de alcance masivo… Creo que no hay ninguna mente tan poderosa como la de Bach, por ejemplo. No creo que haya actualmente ninguna mente poderosa trabajando en el campo masivo. Somos todos bastante funky. Tenemos hermosas cualidades. Pero no creo que haya ningún gran genio musical trabajando en el esfera popular. Hay grandes poetas y letristas y compositores de melodías, pero no hay grandes conceptos.
Pero , ¿sabes?, muchas personas como Mozart fueron prodigios; escribieron obras brillantes a edades muy tempranas, eso es probablemente lo que va a suceder: va a aparecer un chico brillantes y se va a hacer popular. Puedo imaginarme un artista solitario con un montón de cintas y cosas eléctricas…como una extensión del sintetizador Moog: un teclado con la riqueza y la complejidad de toda una orquesta; hay alguien por ahí, trabajando en un sótano, inventando una forma musical completamente nueva. Nos vamos a enterar en un par de años. Pero quienquiera que sea, me gustaría que fuera realmente popular, que tocara en grandes recitales, no solo en albunes. En el Carnegie Hall, en bailes… si es que se puede bailar con su música…..
Por baile quiero decir que no sea un tipo de espectáculo para simplemente sentarse y escuchar. Que haya apretujones, ¿me entiendes?.

La mayoría de tus recitales de ahora son del tipo de sentarse y escuchar, ¿no?

Si, pero siempre intento que se pongan de pie, que se sientan libres de desplazarse adonde quieran. No es para precipitar una situación de caos. Es… ¿cómo poder soportar el anclaje a una silla y ser bombardeado con todo este ritmo intenso y no querer expresarlo físicamente mediante el movimiento?. Me gusta que la gente este libre, no encadenada. (Pausa). Hace mucho tiempo que no tocamos.

Unos tres meses, mas o menos. ¿Correcto?

Si. La próxima actuación que tenemos programada es en la Plaza de Toros de la ciudad de México. Y mientras estemos ahí vamos a hacer un recital en una de las grandes discotecas de esa ciudad, a beneficio de las Naciones Unidas. Así que espero llegar a todos los niveles sociales. Después de lo de México, hacemos Chicago, St Louis y Minneapolis. En julio. Luego, algo en el Teatro Aquarius de Los Angeles, en el que Elektra (compañía discográfica) reservo todos los lunes por ocho semanas; son las noches que habitualmente cierran. Tal vez hagamos algunas presentaciones sorpresa en el Whisky. Sin anunciarnos, sin hacer publicidad….. Solo aparecer y tocar unos temas de cuando en cuando.

Muchas veces se dijo que te gustaría volver a hacer algo así.

Recuerdo que algunas de las mejores giras que hicimos fueron en lugares pequeños. Los recitales son bárbaros, pero se convierten en un fenómeno de multitudes que no tiene mucho que ver con la música. en un Púb, o discoteca pequeña hay un ambiente distinto Pueden verte transpirar y tu puedes verles a ellos. Y hay mucha menos tontería. En un gran recital no te puede ir mal. Logras juntar a toda esa gente y no importa mucho que es lo que haces en un local pequeño, tienes que atrapar a la gente con la música. Si no haces bien las cosas, se dan cuenta.

¿Es mas difícil quedar mal parado en un recital?

Si, es casi imposible, porque ya la pura excitación del encuentro, la masa de gente mezclada, generan algo semejante a la electricidad, y eso tiene que ver con la música. Es emocionante, pero no es música. Es histeria colectiva.

Una vez me dijiste que en un Púb, cuando estáis trabajando noche tras noche, tienes la oportunidad de componer y crear un poco durante la actuación, cosa que no es posible cuando das un gran concierto de cuando en cuando.

Correcto. Además, disfruto trabajando. No hay nada mas divertido que tocar para la gente. Puedes improvisar durante un ensayo, pero es como un ambiente muerto. No hay retroalimentación con el público. No hay tensión, en verdad, porque en un Púb con poco público tienes la libertad de hacer cualquier cosa. Igual sientes la obligación de hacerlo bien, no puedes hacer cualquier cosa; hay gente mirando. Entonces aparece esa tensión hermosa. Hay libertad y, a la vez, la obligación de tocar bien. Puedo trabajar todo el día, ir a casa, ducharme y después tocar dos o tres tandas en el Whisky, tío, me encanta. Como a un atleta le encanta correr y mantenerse en forma.

¿Como empezaste con esto? ¿como decidiste que ibas a ser músico?

Creo que tenia el deseo reprimido de hacer algo así desde que oí… ¿Sabes?, el nacimiento del rock & roll coincidió con mi adolescencia, con mi toma de conciencia. Fue en verdad apasionante, a pesar de que en ese momento no podía, racionalmente, permitirme fantasear con hacerlo alguna vez. Pienso que durante todo ese tiempo estuve acumulando en mi subconsciente todas mis inclinaciones y las músicas que escuchaba. Entonces, cuando finalmente sucedió, mi subconsciente había preparado todo.
No lo pensé. Sólo se dio, estaba ahí. Nunca cante. Ni seme había ocurrido. Pensaba que iba a ser escritor o sociólogo, tal vez dramaturgo. Nunca iba a conciertos; fui a uno o dos, como mucho. Vi algunas cosas por televisión, pero nunca fui parte de eso, sin embargo, oía en mi cabeza toda una situación de recital. Con una banda y canto y público, mucho público. Esas primeras cinco o seis canciones que compuse… Yo solo estaba tomando notas de un recital de rock que sucedía dentro de mi cabeza. Y una vez que había escrito las canciones, tenia que cantarlas.

¿Cuándo fue esto?

Hace aproximadamente tres años. Yo no estaba en un grupo ni nada. Termine la universidad y me fui a la playa. No estaba haciendo nada en particular. Por primera vez era libre. Había estudiado, si parar, durante quince años. era un verano cálido, sensacional, y empecé a oír canciones. Creo que todavía tengo el cuaderno con las canciones escritas ahí. Esta especie de concierto mítico que oí… Me gustaría intentar reproducirlo alguna vez, ya sea en la realidad o en un disco. Me gustaría reproducir lo que oí en la playa aquel día.

¿Alguna vez tocaste un instrumento?

Cuando era chico intente un tiempo con el piano, pero no tenia la disciplina suficiente como para seguir.

¿Durante cuanto tiempo?

Sólo unos meses. Creo que llegue al libro del tercer nivel.

¿Ahora tienes ganas de tocar un instrumento?

En realidad, no. Toco las maracas. Puedo tocar unas pocas canciones en el piano. Son invenciones mías, no mas, así que no es música en serio; es ruido. Puedo tocar una canción. Pero tiene sólo dos cambios, dos acordes, es bastante básica. Me gustaría mucho poder tocar la guitarra, pero no tengo las ganas suficientes como para hacerlo. (Pausa). ¿Tú tocas algo?

No….

Leí un libro que escribiste, The Hippie Papers (El periódico hippie). Había buenos artículos. He pensado en escribir para la prensa underground, porque no se de ningún otro lugar en el que puedas tener una idea y verla impresa de manera casi inmediata. Me gustaría escribir una columna para periódicos underground. Contar cosas que veo. No ficción, sino crónicas. Simplemente tratar de hacer informes precisos de cosas que presencio, especialmente en Los Angeles. Supongo que tengo miedo de desperdiciar en el periodismo muchas buenas ideas. Si las mantuviera en mi cabeza durante el tiempo suficiente podrían convertirse en algo. A pesar de que hubo algunos buenos escritores que incursionaron en el periodismo: Dickens, Dostoievsky… y, por supuesto, Mailer es un periodista contemporáneo.

Mailer incluso saco una novela, un capítulo por mes, con fecha de cierre y todo “Esquire”… Y es brillante. El sueño americano. Probablemente una de las mejores novelas de la ultima década. Es interesante… mucho buen material es concebido específicamente para diarios y revistas, así como mucha música buena es concebida para un disco: todos son cosas descartables, cosas a disposición prácticamente de cualquiera, por poco dinero y que después se tiran o se cambian, o uno se deshace de ellas bastante rápido. Eso hace que muchas formas de arte sean muy transitorias…

Si, me encanta eso. ¿A ti no? Eso es lo que amo de las películas: son tan perecederas…. Una sola gran explosión atómica y todo el celuloide se derretiría. No habría películas. Hay una escena estupenda en un libro llamado Only Lovers Alive (Solo los amantes vivos). ¿Lo leíste?

Si. ¿No se supone que los Stones lo iban a llevar al cine?

Si, hace mucho tiempo. Si se hubieran juntado, hubieran hecho algo realmente bueno. De cualquier modo, en esa escena, un tipo esta en territorio enemigo -los chicos han heredado la tierra; todos los adultos se han suicidado- y por la noche entra a tropezones en un edificio abandonado y oye un ruido extraño. Resulta que es una pandilla de chiquillos de entre 6 y 12 años, reunidos alrededor de un televisor que no funciona, y uno de ellos esta imitando los viejos programas de televisión. Creo que eso es hermoso. Y es por eso que me gusta tanto la poesía: porque es tan eterna. Mientras haya gente, se podrán recordar palabras y combinaciones de palabras. Nada puede sobrevivir a un holocausto salvo la poesía y las canciones. Nadie puede recordar una novela completa. Nadie puede describir un filme, una escultura, una pintura. Pero en tanto y en cuanto haya seres humanos, las canciones y la poesía pueden continuar.

¿Cuándo comenzaste a escribir poesía?

Creo que cuando estaba en quinto o sexto grado escribí un poema llamado “The Pony Express”. Ese es el primero que recuerdo. Era una especie de balada. Sin embargo, nunca pude terminarlo bien. Siempre quise escribir; pero imaginaba que no seria bueno a menos que, de algún modo, mi mano tomara el lapicero y empezara a moverse sin que yo decidiera nada. Como escritura automática. Pero nunca sucedió. Escribí algunos poemas, por supuesto.
Por ejemplo, escribí “Horse Latitudes” cuando estaba en la secundaria. Durante la secundaria y la universidad guardaba un montón de cuadernos y después, cuando termine, por alguna estúpida razón -un acto sabio, tal vez- los tire todos a la basura. No se me ocurre nada que quisiera tener ahora mas que esos dos o tres cuadernos perdidos. Estuve pensando en hacerme hipnotizar o tomar pentotal para tratar de acordarme, porque escribía en esos cuadernos todas las noches. Pero tal vez, si nunca los hubiera tirado, jamás habría escrito nada original, porque eran mas que nada una acumulación de cosas que yo había leído o escuchado, como citas de libros. Pienso que si no me hubiera deshecho de ellos nunca habría sido libre.

¿Tienes algunas canciones que te gusten mas que otras?

Te digo la verdad: no las escucho demasiado. Hay canciones que me gusta hacer en vivo mas que otras. Me gusta cantar blues, esos largos trips de blues, liberados, donde no hay un comienzo ni un final determinado. Me meto en un ritmo y puedo seguir inventando cosas. Y todos están haciendo solos. Me gusta mas ese tipo de canción que una canción. Empezar con un blues y ver adonde nos lleva…

Improvisaciones…

Si. Necesitamos otra canción para este álbum. Nos estuvimos devanando los sesos tratando de pesar cual seria. Estábamos en el estudio y empezamos a tirar todos esos temas viejos. Trips de Blues. Clásicos del rock. Al final tocamos mas o menos una hora y recorrimos todas la historia de la música rock, empezando por el blues, pasando por el rock & roll, la música surf, latina, todo. Lo llame “El rock esta muerto”. Dudo que alguien lo escuche alguna vez.

Hace poco se dijo que pensabas que el rock esta muerto. ¿Crees eso realmente?

Es lo que hablábamos antes acerca del movimiento de vuelta a las raíces. El destello inicial se acabo. Lo que llaman rock, lo que se llamaba rock & roll, se volvió decadente. Y después hubo un revival del rock que comenzaron los ingleses. Fueron muy lejos. Era algo articulado. Después tomo conciencia de si mismo, lo que creo que significa la muerte de cualquier momento. Se volvió artificioso, enredado y medio incestuoso. La energía había desaparecido. Ya no hay fe.
Para que cualquier generación se afirme como entidad humana consciente, creo, tiene que romper con el pasado, porque obviamente los chicos que nazcan no van a tener mucho en común con lo que nosotros sentimos. Van a crear su propio sonido particular. También influyen cosas como las guerras y los ciclos económicos. Probablemente se pueda explicar el rock & roll diciendo que fue algo que ocurrió después de terminada la Guerra de Corea, y que había una depuración psíquica… Parecía existir la necesidad de una explosión subterránea, como una erupción. Así que, tal vez, cuando termine la Guerra de Vietnam… Probablemente lleve un par de años; es difícil estar seguro, pero es posible que las muertes terminen en un par de años y nuevamente habrá una necesidad de que una fuerza vital se exprese, se imponga.

¿Crees que vas a ser parte de eso?

Si, pero seguramente voy a estar haciendo algo distinto para entonces. Es difícil de decir. Quizá sea un ejecutivo en una gran empresa….

¿Alguna vez te has visto en serio en ese papel?

La imagen me gusta un poco. Una gran oficina. Una secretaria…..

¿Como te ves a ti mismo? ¿Como poeta? ¿Como estrella del rock? ¿Como que?

No tengo mucho feedback, excepto por lo que leo. Me gusta leer lo que escriben sobre ese tema. Solo en esa oportunidad recibo algún tipo de evolución. Vivir en Los Ángeles no es gran cosa. Es una ciudad anónima y llevo una vida anónima. Nuestro grupo nunca alcanzo a ser el fenómeno de masas en que se convirtieron otros; jamás tuvimos adulación masiva. Así que nunca me afecto demasiado. Pienso que me veo a mi mismo como a un artista consciente que persevera día tras día, que asimila información. Me gustaría tener un teatro propio. Estoy muy interesado en eso. Igual, me sigue gustando cantar.

Tengo la sensación de que mucho gente del rock realmente no guarda mucho o ningún respeto por las formas, en el sentido de que nunca enfrentan el hecho de ser cantantes de rock o músicos de rock. En lugar de eso, siempre dicen que en realidad son músicos de jazz o cineastas…

Entiendo lo que quieres decir. De hecho, la mayoría de los músicos y cantantes de rock realmente disfrutan de lo que hacen. Seria psíquicamente irritante hacerlo solo por el pan. Creo que lo que jode es la mierda circundante que la prensa, los columnistas chismosos y las revistas de fans les echan encima. Una persona que es baterista o cantante o guitarrista esta disfrutando de lo que hace, y de pronto todo el mundo le tira en el camino toda esta mierda ajena. Entonces empieza a dudar de su motivación. Siempre hay un grupo de gente que por la razón que fuere -estos son los aduladores- provoca tu sensibilidad. Entonces sientes un poco de vergüenza y frustración por lo que haces. Es una pena. Es realmente muy malo. Ojala pudiera ser mas especifico, pero creo que entiendes lo que quiero decir.

¿Sentiste que esto te pasase a ti?

Si, tengo que admitir que si. Tal vez seria mejor no leer ninguna critica. Muchas de las criticas -comentarios, ese tipo de cosas- son útiles. Pueden enriquecer realmente tu viaje; darte buenas ideas. Pero nunca lo sabes cuando empiezas a leer algo. Puede hacerte aparecer como un idiota. Algunas son una experiencia iluminadora, ennoblecedora, y muchas son solo… Pero no lo sabes cuando empiezas…

¿Como reaccionas frente a lo que se ha escrito sobre ti?

Por ejemplo, ¿hay algo peor que una fotografía verdaderamente mala? Una foto puede hacer que cualquiera parezca un santo, un ángel, un tonto, un demonio, una nada. Mucho es suerte y mucho es malicia. Y mucho es idolatría. Una foto mala puede perturbarte durante un largo rato. Sabes que no no eres tu, pero alguien ha elegido mostrarte así.

Oí que ibas a Nueva York a colaborar en la campaña de Mailer.

Si, bueno, supongo que la verdadera razón por la que no fui fue porque… Bueno, los motivos por los que hubiera ido eran que estaba interesado en la mecánica real de la organización política, y además porque creo que el tipo seria un buen intendente. Creo que lo que me disuadió fue que no soy residente de Nueva York. Además, ni siquiera se si hubiera sido muy útil que yo estuviera en la campaña. Estoy seguro de que necesitan toda la ayuda que puedan conseguir, pero no creo que estando ahí hubiera ayudado mucho a nadie.

¿Que quieres decir con la “mecánica de la política”?.

No se nada de eso. Puedes leer mucho y hablar con mucha gente, pero creo que a menos que te metas en serio y veas algo en funcionamiento, no puedes comprender de que se trata. Pero no estoy mas interesado en el funcionamiento político que en los viajes espaciales o la microbiología o cualquier otra cosa. Es algo de lo que casi no sé nada, en sentido práctico. Me hubiera gustado haber ayudado. Creo que, con el correr de los años, Mailer ha adquirido una postura moral cada vez más compleja y rica, y considero que tiene mucha imaginación. Creo que, dado que reside en Nueva York desde hace años, probablemente él sabe qué necesitan. Me gusta su idea de convertirla en ciudad-Estado. Tiene sentido que cada barrio tenga su propio intendente, porque Nueva York es un lugar especial. Es más que sólo otra ciudad. Debería tener algún tipo de independencia política.

Una pregunta que ya te han hecho innumerables veces: ¿te ves en algún puesto político? Te estoy devolviendo una cita tuya, cuando describiste a los Doors como ?políticos eróticos?.

Es que yo, mientras crecía, estuve bastante expuesto a los medios de comunicación. Siempre había diarios en casa, así que empecé a leerlos. Y me fui dando cuenta gradualmente, como por ósmosis, de su estilo, de cómo abordaban la realidad. Cuando entré en el campo de la música me interesaba asegurarme algún lugar en el mundo de la prensa, me puse a intentar algunas cosas y sabía instintivamente cómo hacerlo. Buscan frases y citas con algún atractivo que puedan usar para los epígrafes, algo en que basar una nota para que tenga respuesta inmediata. Es la clase de frase que significa algo, pero que es imposible de explicar. Si trato de explicar qué significa para mí, perdería toda su fuerza.

Manipulación de medios deliberada ¿correcto? Se me ocurren dos preguntas ¿Por qué elegiste esa frase? ¿Crees que es bastante fácil manipular los medios?.

No sé si es fácil, porque se te pueden volver en contra. Pero, bueno, ése fue sólo un periodista. Yo sólo respondí a su pregunta. Desde entonces mucha gente tomó la frase y la hicieron bastante densa, pero en realidad era sólo ?. Yo sabía que el tipo iba a usarla y sabía que imagen iba a dar. Sé que todo lo que uno retiene de un artículo son unas pocas frases clave. Entonces quería una frase que permaneciera en la cabeza.

Creo que es más difícil manipular la televisión y el cine, que la prensa. La prensa fue fácil para mí, en cierto sentido, porque tengo inclinación por la escritura y entiendo tanto la escritura como la mente de los escritores; trabajamos con el mismo medio, la palabra impresa. Así que eso ha sido bastante sencillo. La televisión y el cine son bastante más difíciles y todavía estoy aprendiendo. Cada vez que vuelvo a la televisión estoy un poco más relajado y soy un poco más capaz de comunicarme abiertamente y controlarlo. Es un proceso interesante.

¿Esto explica tu fascinación por el cine?

Me interesa el cine porque para mí es el arte que más se aproxima al flujo de conciencia real, tanto de la vida onírica como de la percepción del mundo de todos los días.

¿Cada vez te metes más en el cine ?

Sí, pero sólo terminamos una película, Feast of Friends, que fue realizada justa al final de un renacimiento espiritual y cultural que ahora está prácticamente terminado. Es parecido a lo que sucedió en Europa cuando terminó la plaga que diezmó a la mitad de la población. La gente bailaba, se ponía ropa colorida. Era una especie de primavera increíble. Algo así va a producirse otra vez, pero por ahora se acabó, y la película fue hecha cuando estaba terminando.

Ahora estamos trabajando en otro filme, un largometraje, que no creo que vaya a tener mucho potencial comercial. También estoy trabajando en un guión cinematográfico con Michael MacClure. ¿Conoces a Michael? Se llama The Adept; está basada en una novela inédita de Michael. El escribe a máquina y nos sentamos con la novela en la mano y nos ponemos a inventar. Es una historia norteamericana contemporánea. Me hace acordar a El Tesoro de la Sierra Madre. Trata de tres tipos en busca de un tesoro psíquico? Un joven llamada Nicholas, que vive en Nueva York; un amigo llamado Rouke, que es un revolucionario convertido en neocapitalista; los dos tienen pelo largo, viajan a México y se encuentran con un tipo negro llamado Derner. Se aventuran en el desierto para encontrarse con un gendarme mestizo y hacerse de un botín. No voy a revelar todo el argumento. Estamos buscando un productor.

¿Cuánto de ?Feast of Friends? es tuyo? Dejando a un lado lo que se ve. Los aspectos técnicos, el armado. ¿Cuánto hiciste de eso?

En principio, era un pequeño equipo que nos seguía a todos los recitales durante tres o cuatro meses, hasta el último en el Hollywood Bowl (a mediados de 1968). Después hicimos una pequeña gira por Europa y, mientras estábamos ahí, el editor Frank Lisciandro y el fotógrafo Paul Ferrara empezaron a editar el material. Volvimos, miramos una especie de borrador y se lo mostramos a algunas personas. A nadie le gustó demasiado y muchos estaban decididos a abandonar el proyecto. Yo también pensaba parecido. Pero Frank y Paul querían una oportunidad y se la dimos. Yo colaboré con ellos en el trabajo fino de la compaginación. Hice algunas buenas sugerencias con respecto a la forma que debería tener. Después de reducir el material, creo que logramos hacer un filme interesante.

Me alegra que lo hayamos terminado. Creo que es una película atemporal. Me alegro de que exista, quiero verla de cuando en cuando, con el correr de los años, y volver a ver lo que estábamos habiendo. ¿Sabe?, es interesante ? La primera vez que vi la película estaba bastante perplejo, porque al estar en el escenario y ser una de las figuras principales del filme sólo lo había observado desde mi perspectiva. Después, ver una serie de cosas sobre las que yo pensaba que tenía control, verlas como realmente fueron ?. De pronto me di cuenta de que en algún sentido yo era una simple marioneta, manejada por un montón de fuerzas que apenas comprendía. Fue medio terrible.

¿A qué fuerzas te refieres? Sin ponernos paranoicos, por supuesto. (Risas).

Bien, creo que lo que quiero decir es que había mucho más. Mucha actividad a mi alrededor, que yo creía comprender? Bueno, viendo la película entendí que era consciente de una porción muy pequeña de la realidad, apenas una pequeña marquita solitaria en la pared. Había todo un estadio ahí afuera.

Recuerdo una parte del filme en la que estás acostado boca arriba y sigues cantando?. Eso muestra lo teatral que te has vuelto en tus shows ¿Cómo se desarrolló esta teatralidad? ¿Fue algo consciente?.

Creo que en un Pub el histrionismo estaría un poco fuera de lugar, porque el ambiente es demasiado chico y sería un poco grotesco. En un gran recital me parece que es directamente ? necesario, porque se trata de algo más que de un acontecimiento musical. Se vuelve un espectáculo. Y cada vez es distinto. Pienso que ninguna actuación es igual a otra. No puedo responder muy bien a eso. No tengo mucha conciencia de qué es lo que pasa, no me gusta ser muy objetivo al respecto. Me gusta dejar que las cosas pasen, dirigirlas un poco en forma consciente, quizá, pero seguir un poco las vibraciones que me produce cada circunstancia en particular. No planeamos los aspectos teatrales. Casi nunca sabemos qué temas vamos a tocar.

La entrevista continúa aquí>

Capítulo siguiente: Un suave desfile de música, cine y poesía” >>

Capítulo anterior: El escándalo de Miami” >>

Volver al Índice de “El Rey Lagarto

 

Deja un comentario