1969, un año difícil para The Doors

El año 1969 fue, sin duda, un año difícil para THE DOORS, aunque comenzó con un concierto en el Madison Square Garden en Nueva York el 24 de enero con el estadio lleno y un exitoso single, “Touch Me” (lanzado en diciembre de 1968), que alcanzó el nº 3 en los Estados Unidos.

El inicio de una relación con Patricia Kenneally

Además de mantener relaciones con todo tipo de mujeres en Los Ángeles, comenzó otra historia amorosa con Patricia Kenneally, editora de la revista Jazz&Pop.

Se conocieron en 1969 después de un concierto en el Madison Square Garden.

Al día siguiente el grupo ofreció una rueda de prensa en el hotel durante la cual Morrison se desmayó, Jim sobre el escenario. ¿Con qué iba a sorprender esa noche al público?después de haber aparecido todavía borracho de la noche anterior. Con este ambiente se estaba llevando a cabo la grabación del tercer larga duración de THE DOORS en Los Ángeles, de nuevo, como no, con el paciente Paul Rothchild.

Morrison encuentra su camino hacia la libertad sobre el escenario

Ese mismo mes, Morrison asistió a una producción de teatro que cambió el rumbo de su vida, y la del grupo.

En el Bovard Auditorium The Living Theatre de la University of Southern California, se subió al escenario con un show que invitaba a la gente a dejar a un lado sus inhibiciones y abrirse paso hacia la libertad.

Esto atrajo la búsqueda de libertad de Morrison, dando paso a uno de los episodios más controvertidos e infames de la vida de Morrison.

El escándalo en el Dinner Key Auditorium de Miami

El incidente ocurrió el 1 de marzo de 1969, en el Dinner Key Auditorium en Coconut Grove, Miami (Florida). Se vendieron el doble de entradas que los 6.900 asientos que tenía el auditorio, por lo que los fans estaban sofocados y sin aire acondicionado. Desde el momento en que la banda caminó por el escenario, Morrison empezó a gritar al micrófono:

Ahora escuchadme, no estoy hablando de no revolución, no estoy hablando de no manifestarse.

Estoy hablando de pasarlo bien, Estoy hablando de pasarlo bien este verano. Todos, venid a L.A., salid de aquí, vamos a acostarnos en la arena y a enterrar nuestros dedos en el océano, y vamos a pasarlo bien. ¿Estáis listos, estáis listos, estáis listos, estáis listos, estáis listos, estáis listos, estáis listos?

 

Hitler está vivo, anoche me lo follé….. ama a tu vecino hasta que le duela ….

El grupo empezó a tocar varias canciones que tuvo que dejar a la mitad porque Morrison no podía o no quería cantar.
En su lugar comenzó a hablar con la audiencia, incitándoles a que se desnudaran y a que subieran al escenario.

Jim Morrison borracho sobre el escenarioIncluso se cuenta que en esa misma actuación alguien le dio a Morrison un cordero vivo que sostuvo durante varios minutos o que simuló que hacía una felación a Robby Krieger mientras estaba tocando.

Éstas fueron algunas de las consignas más famosas. Luego comenzó a insultarles:

 ¡¡ sois un puñado de jodidos esclavos !!
dejáis que todo el mundo os empuje de acá para allá
¿qué vais a hacer al respecto? ¿qué vais a hacer al respecto? ¿qué vais a hacer?

En ese momento Jim cayó en las rodillas de Robby, centrando la atención en el solo de guitarra. Después gritó:

¡¡ No hay reglas !!… ¿Todo el mundo de Tallahassee esta aquí?

El público respondió “¡¡ sí !!” a lo que Jim replicaba:

Bueno, a mí me gustaba hasta que fui inteligente y me fui a California.

¡Ahora escuchadme! Yo solía pensar que todo esto era una gran broma. Solía pensar que era algo para reirse. Entonces estas últimas noches conocí a algunas personas que estaban haciendo algo ¡Estaban tratando de cambiar el mundo! ¡Yo quiero unirme a ese viaje! Quiero cambiar el mundo. Cambiarlo. Siiiiií… cambiarlo.

Cualquier cosa que queráis hacer! ¡Hacedla! ¡Hacedla! ¡Hacedla! ¡Hacedla!

Luego alguien se subió al escenario y bañó a Jim con champán, Jim se quitó su camisa mojada y dijo:

Vamos a ver un poco de piel, vamos a desnudarnos…

Arrojó su camisa al suelo y dijo:

Ahora escuchadme, no estoy hablando de revolución, no estoy hablando de armas de fuego y disturbios. ¡Estoy hablando de divertirse! ¡Estoy hablando de bailar! ¡Quiero ver a todos de pie y bailando! ¡Quiero veros bailando en la calle este verano! Quiero veros divertiendoos. Quiero veros correr por ahí. Quiero veros pintando la ciudad. Quiero veros haciendo ruido. Quiero veros gritar. Quiero ver diversión. ¡¡¡Quiero ver vuestra diversión!!!

Amémonos unos a otros, ama a tu hermano, dale un abrazo, hombre, me gustaría ver un poco de desnudez por aquí… concreta tu amor con él, quítate la ropa y amaos entre vosotros. Cuanta más ropa, más os empaquetáis

Luego preguntó:

No habéis venido aquí por la música, ¿verdad?

Habéis venido a buscar algo más, ¿verdad?, no habéis venido sólo por el rock’n’roll, habéis venido a buscar algo, otra cosa ¿verdad?, habéis venido por otra cosa. ¿Qué es?

El público se quedó en silencio por un momento, pero luego comenzó a gritar todo tipo de cosas. Jim contestó:

También queréis verme la entrepierna, ¿no? Eso es lo que habéis venido a buscar, ¿no? ¡Síii!

Jim se puso su camisa delante tapándose como un torero, y comenzó a preguntar al público:

¿Lo ves? ¿No te parece?

Imágen de la supuesta masturbación de Jim Morrison en públicoRápidamente fue ayudado, tapado y dio la espalda al público.

Luego Jim dio un grito: “¡¡Light My Fire!!”. En ese momento decenas de personas se subieron al viejo escenario. Jim hizo lo imposible para llegar al micrófono, lo consiguió, y se lanzó al público y comenzó a bailar como un chamán atravesando el auditorio y desapareciendo entre el público, reapareciendo en un balcón para observar desde allí.

El grupo regresó a los camerinos mientras varios policías se acercaron a pedir autógrafos.

Todos regresaron a casa y THE DOORS salió a la mañana siguiente, como estaba previsto, para pasar unas vacaciones en el Caribe.

Rumores que provocaron la detención de Jim

 …y aquí es donde viene la leyenda, pues al día siguiente se rumoreó que había enseñado los genitales al público, por lo que fue detenido por la policía de Miami. Aunque no hubo pruebas gráficas fehacientes, afirmaron que enseñó su pene y simuló una masturbación (entre otras cosas).

Recibió la citación para el juicio el 5 de marzo de ese año, cuando estaba de vacaciones en el Caribe, pero como el propio Manzarek reconocería años más tarde:

No hizo nada en Miami que no hubiera hecho ya otras veces

Tuvieron que suspender muchas fechas y gastarse casi un millón de dólares en abogados. Al fin y al cabo ésta fue otra de las maneras de abrir mentes y puertas. Sobre este concierto Morrison diría:

No hay reglas en un concierto de rock, todo es posible, en Miami intenté reducir el mito al absurdo, la gente no fue allí a escuchar música, hablé a cada uno de los individuos de la masa y les pregunté qué querían hacer…. el juicio no me afectará porque insisto en que creo que no he hecho nada malo, la indignación ante eso no tiene sentido, estaba alimentando la imagen que se había creado a mi alrededor y con la que yo cooperaba, a veces conscientemente y la mayoría inconscientemente. Estaba probando los límites de la realidad, sentía curiosidad por ver qué pasaría, eso fue todo: curiosidad

El incidente quedó inconcluso, por lo que, posteriormente Morrison dijo:

Gasté mucho tiempo en el juicio de Miami. Casi un año y medio. Pero supongo que fue una valiosa experiencia porque antes del juicio tenía una mirada infantil y poco realista acerca del sistema judicial Americano. Mis ojos se han abierto un poco.

Jim Morrison en estado de embriaguez en un concierto

Aunque el incidente de Miami dañó la reputación de la banda, Morrison quedó algo tranquilizado con sus resultados. De hecho, posteriormente declaró:

Pienso que fue sólo alimentar la imagen que se estaba creando a mi alrededor. Y a eso le puse fin en una gloriosa tarde.

Si os apetece, podéis bajar el archivo de audio en el blog Solodoorsianos.

Capítulo siguiente: Entrevista a Morrison en 1969

Capítulo anterior: De chamán de masas a gurú de excesos

Volver al Índice de “El Rey Lagarto

 

Deja un comentario