El monopoly, un juego que surgió a finales de la depresión económica de 1929, cumple su 75º aniversario, en plena crisis económica mundial.

Logo del Monopoly

El origen del Monopoly

Hace muchos años, nos gustaba mucho jugar, en nuestro viejo pc, a la versión de videojuego de este clásico de los juegos de sobremesa.

El monopoly me fascinaba desde que era bien pequeño y no dejé en paz a mi padre hasta que me enseñó a jugar. Quizás este juego tenga parte de la culpa de acabar siendo lo que soy…

Echando un vistazo a wikipedia nos enteramos de que el monopoly tiene su origen en un juego creado por Elizabeth Maggie en 1903 y patentado en 1904, llamado “The Landlord’s Game” (el juego del terrrateniente). En los siguientes años, se hizo popular en varias ciudades de los Estados Unidos, editándose en varias formas y versiones sin el conocimiento de su autora original.

El Monopoly

En 1935, durante la Gran Depresión de los años treinta, Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos desempleado del sureste de Pensilvania, patentó la versión de Atlantic City de ese juego con el nombre de Monopoly. Es ésta la fecha que sirve de referencia para que ahora se celebre su 75º aniversario.

Darrow construía inicialmente sus juegos de Monopoly a mano, con la ayuda de su primer hijo, William Darrow, y de su esposa, que se encargaban de colorear los espacios diseñados con pluma por Charles Darrow sobre trozos circulares de hule, así como de recortar y marcar las tarjetas de cartulina. Luego, cuando la demanda por comprar el juego aumentó, Darrow mandó hacer los juegos a una imprenta de Filadelfia.

Tras un primer intento fallido de venderlo a la empresa juguetera Parker Brothers, inició una producción a pequeña escala del juego que resultó exitosa. Parker volvió a llamar entonces a su puerta para hacerse con el juego.

La compañía Parker Brothers, ahora dentro de la multinacional Hasbro, ha mantenido que el autor del juego es únicamente Charles Darrow (en 1935) por motivos de marketing. Pero la autoría original de Elizabeth Maggie (en 1903) ha sido incluso reconocida por los tribunales estadounidenses.

Un juego prohibido en los países comunistas

Si aún no has jugado nunca al Monopoly, has de saber que se trata de un juego en el que el objetivo es llevar a la bancarrota a tus adversarios en el mercado inmobiliario. Las calles tienen diversos precios y la más cara, en la edición de Estados Unidos es “Boardwalk”, una calle de Atlantic City. En España es el “Paseo del Prado”, de Madrid.

Según tengo entendido, este juego estuvo prohibido en la URSS por representar los valores de la sociedad capitalista, lo que resultaba una ofensa a los valores del estado socialista ruso así como un peligro de que la población se acostumbrara a las bondades de este sistema económico.

El logotipo del juego se ha convertido en el estereotipo utilizado por los movimientos de izquierda para representar al empresario explotador.

Otras versiones del Monopoly

Por cierto, en Cuba existe un juego muy popular llamado “Deuda Eterna” en el que cada jugador es un Gobierno que pretende derrotar al Fondo Monetario Internacional (?!).

Durante los dos meses que pasé en el verano de 1990 en Paraguay, jugué bastante a una versión titulada “El Banquero, en la que los billetes eran de guaraníes y las calles estaban sacadas de la capital, Asunción.

En España el Monopoly tuvo problemas con los derechos de autor durante años. Cuando aún no se había publicado ninguna versión local, un malagueño llamado Paco Leyva comercializó un juego idéntico, el Palé, luego adquirido por los licenciatarios del Monopoly.

El Monopoly: todo un clásico de los juegos de mesa

Monopoly de Osaka

El Monopoly sigue siendo hoy uno de los reyes de los juegos de mesa, con un número estimado de jugadores de 1.000 millones de personas en 111 países y más de 1.000 ciudades representadas en distintas ediciones.

Varias veces hemos intentado comprar la versión original en FAO Schwarz, en Nueva York, sin conseguirlo, por estar agotado.

Versión de Bob Esponja

Para celebrar el 75º aniversario de su patente, Hasbro publica dos nuevas variantes: el “Monopoly Revolution“, con banca electrónica y un revolucionario (nunca mejor dicho) tablero circular, y el “Monopoly U-Build“, en el que no existe tablero tradicional.

A lo largo de estos años se han publicado versiones de lo más variopinto, como la actual versión de Bob Esponja.

Han sido también muchas las versiones “electrónicas” del juego, como la que hemos comentado de pc, o como la recientemente publicada para iPhone.

También con motivo de este 75º aniversario se estrenará este año un documental sobre el juego, titulado “Under the Boardwalk.”

Parece ser que Ridley Scott dirigirá una adaptación al cine de este documental (?!).

 

2 Comentarios

Deja un comentario