El día de hoy ha sido, sin duda, el más feliz de nuestra vida. Inolvidable. Inolvidable por la gente que nos ha acompañado. Inolvidable por el paraje que nos ha acogido. Inolvidable por la música que nos ha arropado. Inolvidable. Siendo como somos tan celosos de nuestra intimidad, esperamos que comprendáis que no colguemos fotos de la celebración en este blog. Pero que no se preocupe nadie, que todos podréis ver las fotos cuando las tengamos. A partir del martes estaremos muy lejos de aquí, pero seguiréis con nosotros en nuestra mente y en nuestro corazón.

P.D.: todavía no hemos descifrado la clave de las bolas

P.D.2: Alex y Carmen, ¡os habéis pasado! Muchas, muchas gracias. Y sí, la boda no es un nuevo camino, es continuar (y continuaremos, lo prometemos. ¡ Pero eso a la vuelta !)

P.D.3: gracias a los que habéis enviado las muestras de cariño por mensaje de móvil. Prometemos responder. ¡¡¡ Es que nos habéis saturado el buzón !!! La dedicatoria más bonita que nos han hecho (aunque sea de Sabina): Que todos los días sean días de boda y que todas las noches sean lunas de miel (Gracias a Nacho y María)

Compartir
Artículo anteriorJUNTOS PARA SIEMPRE
Artículo siguiente¡¡ MIRA QUE ESTA LEJOS JAPÓN !!

Nos gusta viajar, el cine y la música.
O sea, como todo el mundo… ¿o no?

Deja un comentario