El Día de la Marmota es una fiesta que se celebra en muchos lugares del mundo y en muy diferentes fechas.

La más famosa se celebra en el pueblo de Punxsutawney, sito en el Estado de Pensilvania; una pequeña población en la que cada 2 de febrero se intenta predecir la duración del invierno por el comportamiento de una marmota, la famosa marmota Phil, inmortalizada por la película “Atrapado en el tiempo.

La marmota PhilSi bien algunos remontan la costumbre a tradiciones irlandesas (según viejas tradiciones, el día 2 de cada mes está siempre nublado), la historia parece fijarse más bien en los inmigrantes alemanes llegados a EE.UU., en especial al estado de Pensilvania.

Los granjeros germanos utilizaban el método para saber cuando tenían que cultivar sus tierras. Ya en Alemania, estos granjeros observaban al tejón, que al salir de su guarida en invierno podía tener dos reacciones: si veía su sombra, en un día soleado, se asustaba y volvía a su hibernación por seis semanas más, indicando que continuaba el invierno; pero si al salir no veía su sombra, por no haber sol, pensando que llegaba la primavera, salía confiado.

Dia de la Marmota de 2005Esta tradición se celebra a lo largo de muchas poblaciones de EE. UU., e incluso en Canadá (donde la marmota más famosa se llama Wiarton Willie), sin embargo, es la marmota Phil de Punxsutawney la más famosa, con una tradición de más de un siglo (concretamente desde 1887).

El día de la marmota señala (aproximadamente) la mitad del periodo entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera (de forma similar a la fiesta de Halloween, que señala la mitad del periodo entre el equinocio de otoño y el solsticio de invierno).

Como muchas tradiciones, ésta no tiene nada de real ni científico, y de hecho según la revista National Geographic, la marmota sólo ha pronosticado el final del invierno correctamente el 28% de las veces en 60 años, aunque no se puede negar que la fiesta, aunque un tanto pueblerina, tiene un encanto innegable.

Tal vez un año de estos nos acerquemos por Punxsutawney…

 

Deja un comentario