Ayer por la noche decidimos ver una película de la que no conocíamos su existencia hasta un pocos días atrás.

El Cadillac de Dolan

"El Cadillac de Dolan" ("Dolan's Cadillac", 2009) es una película protagonizada por Christian Slater, basada en una historia corta de Stephen King.

Con esa introducción, nos imaginábamos que sería una interesante película porque, además, se desarrolla en lugares desérticos; algo que nos encanta.

Una mujer (Emmanuelle Vaugier) ve cómo un grupo de inmigrantes ilegales es asesinado fríamente por un mafioso sin escrúpulos llamado Jimmy Dolan (Christian Slater) que, tras enterarse, acaba con ella.

El marido de la chica, un profesor de ciencia de una escuela de Las Vegas (Wes Bentley), intentará vengarse.

La idea argumental no es mala pero, por alguna razón, la película no llega a sorprender.

Las imágenes son de gran calidad, pero la dirección convierte a la película en un producto que parece de cine para televisión. Todo es casi bueno, casi entretenido, casi intrigante, pero, al final, el resultado es una película fofa, muy predecible, y carente de encanto.

Por muy Stephen King que sea su autor, la historia carece de interés. Quizás la historia no sea demasiado mediocre en los libros, pero desde luego sí en esta película.

Por otro lado, el final de la historia nos recuerda sospechosamente demasiado al cuento "El barril de amontillado" de Edgar Allan Poe.

El motivo por el que decidimos ver la película era que Christian Slater la protagonizara, pero tras ver el mediocre resultado, pensamos que la carrera de este interesante actor maldito de Hollywood no acaba de despegar.

No es que el film sea un truño, por supuesto, pero deja bastante que desear.

Eso sí, la fotografía es muy buena.

 

Deja un comentario