Hoy se cumplen 30 años del asesinato de John Lennon.

Los medios de comunicación se están haciendo eco de este triste aniversario que convirtió a una estrella de la música pop en una leyenda que traspasó los límites del mundo de la música para alcanzar cotas nunca antes vistas, llegando incluso a estudiarse en la asignatura de filosofía en los institutos de secundaria de Estados Unidos.

Uno de esos medios, la conocida revista Rolling Stone, dedica su número 134 correspondiente a diciembre, un ejemplar de coleccionista que reproduce la que la Asociación Americana de Editores consideró la mejor portada de la historia, la célebre fotografía que tomó Annie Leibovitz a John Lennon horas antes de morir asesinado, el 8 de diciembre de 1980.

En la famosa instantánea, Lennon posa abrazando, desnudo y en postura fetal, a Yoko Ono.

30 años después, esta revista rinde un homenaje a través de más de 30 fotografías de artistas de primer nivel reinterpretando esta legendaria imagen.

Por desgracia, 30 años después del asesinato no puede decirse abiertamente que se conozcan todos los detalles. El asesinato sigue envuelto en un halo de misterio e informaciones confusas y contradictorias.

Si echamos un vistazo a la wikipedia, podemos leer el relato breve del triste suceso:

En la mañana del 8 de diciembre de 1980, Mark David Chapman compró un ejemplar de "El guardián entre el centeno", en una librería de Nueva York en la cual él escribió "Esta es mi declaración", y firmó la novela, de la que ya tenía varias copias.

Chapman estuvo la mayor parte de ese 8 de diciembre cerca de la entrada del edificio de apartamentos en el que vivía John Lennon, hablando con otros fans y con el portero.

Alrededor de 5:00 P.M., cuando John Lennon y Yoko Ono salieron del Dakota para una sesión en los Record Plant Studios. Mientras que Lennon caminaba hacia la limusina, Chapman consiguió estrechar la mano del cantante y que le firmara un ejemplar de su último disco "Double Fantasy", pese a ello, permaneció esperando en la entrada hasta que la pareja regresara.

Alrededor de 10:50 P.M., la limusina de Lennon volvió al Dakota, Lennon y Ono pasaron junto a Chapman camino hacia la entrada del edificio. Desde la calle Chapman dio la vuelta y realizo cinco disparos cuatro de los cuales impactaron con la espalda y el hombro de Lennon. Una de las balas perforó la aorta de Lennon, causando pérdida severa de sangre por la disección aórtica.

Chapman permaneció en la escena, sacó su ejemplar de "El guardián entre el centeno" e intentó leerlo hasta que llegó la policía. Los oficiales del Departamento de policía de Nueva York fueron los primeros en responder a los disparos, reconociendo que las heridas de Lennon eran muy severas por lo que decidieron trasladarlo al Hospital Roosevelt en el vehículo policíal. Chapman fue arrestado sin ninguna complicación.

Lennon fue declarado muerto a las 11:20 p.m. después de haber perdido más del 80% de su sangre.

Pues bien, a partir de ese momento, comienza la tromba de informaciones. Entre los numerosos artículos parecen observarse algunas contradicciones.

En el juicio Chapman alegó enajenación mental. Ningún medio se atrevió a rebatirlo ni tampoco se atrevió a mencionar que Chapman, cuando tenía 19 años, estuvo viviendo en el campamento que por entonces tenía la CIA en Beirut.

Concretamente, trabajó en la YMCA (Asociación Cristiana de Jóvenes), lugar preferido por la CIA para reclutar personal. Partió como voluntario para trabajar en la YMCA en Beirut, durante la guerra civil en ese país y, a su regreso, trabajó con los vietnamitas refugiados en Fort Chafee, Arkansas, con World Vision, organización evangélica acusada de colaborar con la CIA en Honduras y El Salvador, justamente dos países que Ronald Reagan tenía en el punto de mira.

Un dato que sí que es conocido por la opinión pública es que, en 2006, por orden judicial, el FBI admitió que espiaba y hacía un seguimiento personal de Lennon. Además, se publicaron todos los documentos secretos que dicho organismo había redactado entre los años 1971 y 1972.

Es más, el propio Lennon sospechaba que estaba bajo seguimiento de la CIA y, a veces, bromeaba sobre este tema con los amigos que iban a su casa.

Efectivamente, Edgard Hoover, jefe del FBI, por orden de Nixon, comenzó a espiar al músico de Liverpool con el objeto de encontrar un pretexto para expulsarlo de Estados Unidos.

Y es que Lennon se opuso frontalmente a la guerra de Vietnam, condenó el bombardeo “secreto” de Camboya, publicó la famosa canción en que pedía "El poder para el pueblo”. Todas estas acciones y algunas más provocaron que Nixon temiera por el sabotaje a su campaña de reelección de 1972.

Un dato realmente intrigante y poco conocido, que aparece recogido en el libro "20 Grandes Conspiraciones de la Historia", escrito por Santiago Camacho, es que Chapman parecía ser una persona normal hasta que fue sometido a un tratamiento psiquiátrico para modificar su conducta en el Hospital Castle de Hawaii.

La terapia incluía el uso combinado de torazina e hipnosis, un procedimiento que normalmente se lleva a cabo en los asesinos programados de la CIA.

Esta hipótesis, sostenida por el investigador Fenton Bresler, que dedicó un libro a demostrarlo, es cada vez más plausible.

A pesar de que se hizo constar en el informe oficial, el asesino Chapman no era, en absoluto, un fanático admirador del músico.

Según sus amigos y familiares aborrecía la violencia.

Además, es ya un dato conocido (y tulizado en películas como "Conspiración, protagonizada por Mel Gibson) que la CIA, desde 1939, ha investigado sobre el “lavado de cerebro”, mediante la utilización de drogas, hipnotismo y otros procedimientos.

El asesino de Lennon, dijo en el proceso judicial, que al enfrentarlo a la entrada de su casa,

una voz en su cabeza, dijo: hazlo, hazlo, hazlo

¿Era Chapman un asesino programado por la CIA?

Y ¿cómo se explica que Chapman fue capaz de traspasar los arcos de seguridad de varios aeropuertos portando el arma con el que asesinó a Lennon?

Quizás algún día wikileaks nos abra los ojos…

La noticia en diversos medios:

Y tres documentos muy especiales difundidos en televisión en España:

Por nuestra parte, todas las veces que hemos pasado por Straberry Fields, en Central Park (Nueva York) hemos rendido nuestro particular homenaje a Lennon.

Delante del edificio Dakota

En Strawberry Filelds, en Año Nuevo de 2009

 

Deja un comentario