Era nuestra promesa, y vamos a cumplirla: no dejaremos solo al abuelo.

Abuelo, no estás solo.

Tienes un montón de hijos y nietos que te quieren y que estarán a tu lado.

 

Aunque sé que apenas nadie de los presentes ayer visita este blog, me gustaría agradecer a todos y cada uno su presencia allí y su apoyo.

Un saludo muy especial a Fran y Desi, dos de neustros primos más queridos.

 

Deja un comentario