Desde un poco antes de viajar a Estados Unidos, el pasado mes de agosto, tenemos el blog un poco abandonado.

Bueno, en realidad, no está tan abandonado como parece. Numerosos artículos a medio redactar están ocupando espacio en la carpeta de borradores.

No es fácil sacar un rato para finalizarlos.

Uno de los motivos es que somos muy perfeccionistas y nos gusta terminarlos con el mayor lujo de detalles que podemos.

Otro de los motivos es la gran noticia, la noticia del año, que nos roba algo de tiempo.

A ello hay que añadir la próxima visita de Miyuki a nuestra casa, dentro de unos días, que nos está obligando a reordenar una de las habitaciones de la casa, a comprar algunos artículos de hogar, etc.

Y como no queremos prescindir de algo de "buena vida" (como la escapada a Santander del pasado sábado), pues el calendario queda súmamente apretado.

Pero lo más estresante está por llegar (quedada con Mikiko y Yoshimitsu en Barcelona, nuevo viaje a Japón, otra posible escapada al norte… por no hablar del próximo mes de enero, y de la búsqueda de nueva casa).

En fin, cogeremos fuerzas para lo que viene.

Compartir
Artículo anteriorNEO-TOKIO 2020
Artículo siguienteDÍA NACIONAL DE LA HAMBURGUESA CON QUESO

Nos gusta viajar, el cine y la música.
O sea, como todo el mundo… ¿o no?

Deja un comentario