Ayer se celebró otro de esos divertidos festivos oficiosos de Estados Unidos.

Encendiendo la plancha o yendo a la hamburguesería favorita, pero desde luego, el 18 de septiembre es un gran día para comer una hamburguesa con queso porque ese es el Día Nacional de la Hamburguesa con Queso en Estados Unidos (National Cheeseburger Day), una de esos festivos no oficiales pero sí bastante populares (al menos, en internet).

¡Ojo!, no confundir con el mes de la hamburguesa, que se celebra en mayo.

 

El inventor de la hamburguesa con queso

Hoy en día, la hamburguesa con queso es la manera más popular de servir este plato. El ingrediente del queso le da a la hamburguesa un sabor y una textura deliciosos.

Es todo un invento culinario que, en buena medida, representa la cultura culinaria de los Estados Unidos.

Pero, ¿quién inventó la hamburguesa con queso?

No hay una respuesta única puesto que son numerosas las teorías sobre el origen de la cheeseburger.

Una de esas teorías sostiene que la hamburguesa con queso la creó un chef llamado Lionel Sternberger entre los años 1924 y 1926, ¡¡con tan solo 16 años!!. Según esa versión, un vagabundo sin hogar entró en el restaurante “Sternberger”, localizado en Pasadena (California), el restaurante del padre de Lionel y donde trabajaba él, y el indigente sugirió al camarero que le añadiera a la hamburguesa una loncha de queso. Sternberger accedió a añadir esta combinación a su menú y…el resto es historia.

Una de las primeras referencias a la hamburguesa con queso la encontramos en un menú de 1928 del restaurante O’Dell’s, situado en Los Angeles (California), que la servía cubierta con chili, por 25 centavos.

Otros restaurantes que aseguran haber inventado la hamburguesa con queso son, por ejemplo, el “Kaelin”, en Louisville (Kentucky), que afirma haber inventado este plato en 1934.

A pesar de los muchos restaurantes que afirman ser los creadores, lo cierto es que los derechos de uso del nombre “cheeseburger” se concedieron en 1935 a Louis Ballast del restaurante “Humpty Dumpty Drive-In” en Denver (Colorado).

Nos encantan las hamburguesas

No hace falta decir que nos encantan las hamburguesas con queso. Las hemos probado de multitud de maneras: dobles, con chili, con cebolla caramelizada, con queso suizo y champiñones, de búfalo (en Alaska), de ternera de Kobe, y hasta de tamaño gigante, como la que comimos de ¡casi un kilo! en 2011 y hace un mes, en nuestro último viaje por Estados Unidos.

Disfrutando de una hamburguesa gigante cerca de Portland (Oregon)

Esta gigantesca hamburguesa la comimos en un restaurante deportivo cerca de Portland (Oregón).

Hamburguesa gigante cerca de Portland (Oregon)

Es más, en 2010, cuando decidimos viajar al norte de los Estados Unidos, incluyendo Alaska, me propuse mantenerme, todos los días que fuera posible, comiendo hamburguesas, con lo que acabé sufriendo los síntomas de la borrachera de carne.

La cheeseburger no es un alimento kosher

Un último dato curioso: la hamburguesa con queso no es un alimento kosher porque mezcla carne de vacuno y queso. La mezcla de leche y carne (בשר בחלב‎, basar bechalav en hebreo, que significa “carne y leche”) está prohibida según la ley judía. Por ese motivo, los restaurantes McDonald’s situados Israel sirven hamburguesas kosher y no kosher.

Después de leer el artículo ya solo queda que celebres el día.

En BuzzFeed.com proponen 18 maneras de celebrar este día (en inglés).

 

2 Comentarios

  1. Que sepas que todos los personajes de la película llevan peluca, excepto Marcellus Wallace, porque está calvo!!

    Vivan las hamburguesas!!!

    Por cierto, sabes como llaman al cuarto de libra con queso en Francia?

Deja un comentario