Hoy me he levantado pronto, algo que llevo haciendo toda esta semana.

Tras desayunar, me he puesto delante de los ordenadores (incluído el nuevo Mac del que estoy tan contento) a organizar archivos de fotos, vídeos, etc.

Mientras, suena música soul en el televisor.

Al escuchar temas como "I Only Have Eyes For You" de THE FLAMINGOS, miro por la ventana y, al ver el cielo entre los edificios y los árboles ya frondosos de la primavera, me vienen a la cabeza sensaciones y recuerdos de todos estos años, de todos estos viajes…

Hace ya mucho tiempo que llegamos a la conclusión de que es muy difícil que alguien más pueda sentir lo que sentimos nosotros cada vez que recordamos nuestras andanzas por el mundo. Somos demasiado sentimentales, tal vez.

 

Precisamente ayer estuvimos ordenando algunos tickets del viaje a Estados Unidos de 2008 y aprovechamos a incorporar más información a ese diario que nunca acabamos de escribir.

Fue una tarde muy intensa para mí. Pura felicidad.

 

(Visto 1 veces, 1 vistos hoy)
Compartir
Artículo anterior3:10 A YUMA
Artículo siguienteCIENCIA EXTRAÑA

Nos gusta viajar, el cine y la música.
O sea, como todo el mundo… ¿o no?

Deja un comentario