Aprovechando que, aunque es lunes, es fiesta en Valladolid, nos hemos acercado hasta Mave para probar todas las posibilidades culinarias de este lugar.

Los preparativos siguen en marcha. ¡¡Queda menos de un mes!!.

Teníamos cita a las 13:30 pero hemos llegado casi a las 14:00.

A la ida, mi padre no ha parado de hablar de las excelencias del nuevo coche.

A la vuelta, la conversación ha girado en torno a lo mucho que hemos comido a pesar de ser cuatro y no seis, y de cuál debería ser la combinación más adecuada.

Nosotros sabemos que el dinero no es problema.

Por cierto, ¡¡qué tarta de queso más maravillosa!!

Compartir
Artículo anteriorDE FERIAS Y TAPAS RARAS
Artículo siguiente¿CASUALIDAD?
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario