Cómo pasa el tiempo.

Ya hace un año que nos casamos en Las Vegas, y hemos vuelto.

Acabamos de llegar.

Esta ciudad no deja de sorprenderme. Es el mejor ejemplo de lo que el ser humano es capaz de hacer por dinero. Cada vez que nos movemos en coche por el Strip y vamos viendo los edificios, las luces y la gente no encontramos las palabras suficientes para explicar la extraordinaria y salvaje exhuberancia de este enorme pozo de oro y perdición en medio del desierto.

 

2 Comentarios

  1. Enhorabuena!!!! ojala pudiera estar ahi para felicitaros en persona por vuestro aniversario, en honos a vosotros igual voy a ver Resacón en las Vegas.
    Besitos y espero veros en unos dias.

Deja un comentario