En lo que acabamos de redactar el artículo correspondiente al día de acción de gracias de este año, cuelgo el artículo que acaba de publicar Mariano Lozano sobre el mismo tema:

Thanksgiving en EEUU

Acción de graciasEl cuarto jueves de cada noviembre se celebra la fiesta más importante de los EEUU: Thanksgiving o Acción de Gracias. Es la fiesta familiar más importante de todo el calendario de los EEUU, superando notablemente a la de Nochebuena o a cualquier otra, civil o religiosa.

Como dato para ilustrar, los días de Thanksgiving son los que registran el mayor movimiento de pasajeros de todo el año, las tiendas cierran antes de su hora y el país entero se recoge para celebrarlo con la familia o los amigos.

La tradición habla de que esta fiesta nace cuando los primeros peregrinos llegados a Plymouth quisieron celebrar con los indios nativos una cena para darles las gracias por su apoyo y bienvenida. Los indios les mostraron qué animales podían cazar (fue cuando los peregrinos vieron por primera vez un pavo), qué plantas cosechar e incluso dónde establecerse para estar mejor cubiertos de inundaciones o temporales. Hay otras versiones de la historia, como que los primeros españoles establecidos en San Agustín de la Florida ya celebraron algo parecido, pero era por Pascua, no en otoño.

Nace así la tradición de Thanksgiving, en la que durante toda esta semana escucharemos un poco más de lo acostumbrado dar las gracias por todo. Si tienes alguien en tu cabeza que te haya ayudado o simplemente desees agradecerle algo, este es el momento. No es malo hacerlo, al menos una vez al año.

 

¿Qué se hace ese día?

Pues básicamente visitar a los familiares y pasar el día juntos, especialmente la cena. Teniendo en cuenta la alta movilidad de los norteamericanos, aunque cada vez menos, no es difícil que las familias estén muy dispersas por todo el país. Y si ya hablamos de los militares, mucho más. Es frecuente que esta fecha sea aprovechada por los políticos para acercarse por alguna de las misiones donde haya militares norteamericanos y compartir con ellos tan señalada festividad. Igual que a veces hacen los ministros de defensa españoles con las tropas en Afganistán o Bosnia en fechas navideñas.

La costumbre es hacer una cena pantagruélica, es decir, ponerse hasta las cejas de comer y que al final siempre se quede la mitad con el consiguiente y anual disgusto de la anfitriona. Eso me parece que pasa en todos los sitios, ¿verdad?. Si en Navidad tenemos en España los típicos langostinos, la sopa de mariscos o los espárragos con mayonesa, aquí es cita obligada el pavo relleno al horno. Pavo que todo el mundo da por hecho que se quedará en la nevera para comer y cenar durante varios días. Por cierto, ¿sabías que el pavo fue el otro animal seleccionado junto con el águila de cabeza blanca para formar parte del escudo de la nación? 

 

Y después de Thanksgiving, ¿qué?

Esta fecha marca el punto exacto entre la temporada de otoño y la de Navidad. Como la fiesta de Thanksgiving cae siempre en jueves, se aprovecha el día siguiente, el viernes, para liquidar de un plumazo todos los restos de la temporada de otoño. Se liquida todo, y rápidamente, con objeto de redecorar las tiendas sin demora y comenzar la temporada de Navidad con Papá Noel, el HoHoHooo y los cascabeles y música navideña por doquier. Se quiere liquidar tan rápido el stock de otoño que las rebajas son brutales, llegando a ser en algunos casos hasta de 80%. Es lo que se conoce como el Viernes Negro (Black Friday).

El término de Black Friday parece provenir de cómo se referían a este día los agentes de tráfico, precisamente por el caos circulatorio de las ciudades del Este de USA en los años 20, cuando Macy´s organizaba unos desfiles por la calle anunciando las rebajas. Otros achacan el término al cambio de color de los números de las cuentas corrientes de las tiendas, que pasaban de los “números rojos” (balance negativo) al negro (balance positivo).

Aunque ese viernes algunas tiendas abren a medianoche o de madrugada (son las típicas imágenes de las avalanchas de gente entrando a los centros comerciales), no es el día de mayores ventas (que suele ser el sábado antes de Navidad). Sin embargo, sí es el día donde las rebajas son más espectaculares en términos absolutos.

Así que el día de Acción de Gracias es, rebajas aparte, la fiesta más importante del calendario de EEUU. Su origen es religioso pues se trata de dar gracias a Dios por la suerte de poder contar con un nuevo mundo para vivir en paz, tener alimentos para compartir y demás agradecimientos ad-hoc. Hoy día, lo religioso ha quedado en segundo plano y prima el carácter que comentábamos al principio. Buena excusa para dar las gracias y hacer compras (o al revés).

Desde aquí aprovecho para dar las gracias a todos los que leen la ciénaga, bien directamente o porque están suscritos al RSS o por email, a los que contribuyen con sus comentarios y sus experiencias y en particular doy las gracias a todos aquellos amigos y anónimos que me están ayudando a vivir la experiencia más excitante de mi vida: vivir en EEUU.

 

Algún año de éstos pasaremos el día de acción de gracias con una familia norteamericana, si Dios quiere…

 

Deja un comentario