Estábamos convocados para una cena de amigos ayer por la noche.

En el mensaje, enviado el viernes, Remi decía:

…mañana tendremos una cena ligerita, ligerita con objeto de no perder las buenas costumbres de realizar este tipo de eventos donde prima la exaltación de la amistad (y el alcohol por supuesto)

(…)

El menú es cerrado y no se puede elegir, así q si alguien tiene algún problema con cierto tipo de alimentos q lo comunique ahora o calle hasta q acabemos de cenar.

El menú cerrado encerraba una sorpresa: se trataba de una cena de cocina actual, nueva cocina o como se le quiera llamar.

En resumen, un menú de cinco platos (más postre) en el que los sorprendentes y agradables sabores se mezclaban con la interesante (y pequeña) imagen de las recetas sobre los platos.

http://www.youtube.com/watch?v=_Da13zvb_uU/

Desde luego, no ha sido la cena la única protagonista de la noche; el buen vino y las copas también lo han sido.

En el mensaje de Remi convocándonos para la cena también decía:

21.15      Quedada en la cervecería Gambrinus (Pza. Patio Castaño)
21.16      Inicio de la llegada de los asistentes con saludos, abrazos y besos varios, vino español, cerveza, refrescos y chistes y bromas varias del personal
21.50      Movimiento en tropa hacia nuestro destino gastronómico (Rest. Touchard)
21.55      Llegada al sitio de papeo con inclusión de los más rezagados y toma de posesión del asiento de cada uno para tan importante evento
22.05      Gran Cena de hermandad con conversación, risas y comentarios varios incluidos
23.40      Cafés, chupitos y champan, con animada tertulia entre los asistentes
00.15      Desfile del personal hacia otros sitios de ocio por todos conocidos donde seguirá la ingesta de alcohol por parte del personal
Sin hora Despedida y emplazamiento para futuros eventos de hermandad

¡¡ Qué sabiduría había en su programa de celebración !!

Llegamos a casa ¡¡ más allá de las 6 de la mañana !!

De un local a otro. Del Terán al Gente Corriente. El objetivo era tomarse copas a costa de (o gracias a) Apa, que creo que se pagó todas.

Al final, en el Gente tuvieron que cambiar la música, subirla, bajarla, encender las luces, apagarlas y, por fin, entendimos que el mensaje que querían transmitirnos los camareros era que nos largáramos, que eran más de las 5 y media de la madrugada.

Por ese motivo, nos encontramos ahora en un pub debajo de la casa de mis padres, el Tiffany's, donde sabíamos que teníamos internet y donde, además de escribir parte de este relato, hemos investigado sobre el Purple Weekend de este año, al que queríamos asistir para ver a DHERA DUN pero hemos visto, con tristeza, que se celebró ayer.

Por ello, con toda seguridad iremos ahora a comer al Wok y, tras una charla con mi tía, volveremos a casa, que ya ha sido suficiente para este finde…

Deja un comentario