Hoy ha llegado la hora del café en el trabajo y hemos aprovechado a ir a La Casa del Libro, que ha abierto una franquicia hace poco tiempo en la calle Claudio Moyano, para preguntar si ya habían recibido un libro de Kerouac (del que hablaremos más adelante) y que hace una semana reservamos.

Como era de esperar aún no ha llegado, así que con el “vuelva usted mañana” hemos aprovechado a tomar un café en el Oxford, una cafetería que esta al lado.

Una de las pequeñas “La foto de la taza es de mala calidad porque el movil es de mala calidad (sic)tradiciones” que hemos ido forjando con el tiempo es la de tomar un café en la cafetería Oxford algunas mañanas de trabajo (os recomendamos pasar por allí a degustar sus deliciosos cafés y su tortilla de patatas perfecta).

Curiosamente, en la taza en la que nos han servido el café había una inscripción de lo más curiosa, en la que nunca antes habíamos reparado:

I had a dream
I was in a room must be
my room but I never had
a room like that, must be
Somewhere in Tokyo
old style japanese one bed-sit
I was feeling nice wind coming
from window I opened
It was dark outside
brown leaves were coming in

Lo que traducido (para los que no dominéis la lengua de Freddie Mercury) dice:

Tuve un sueño
Yo estaba en una habitación que debía ser
mi habitación pero nunca tuve
una habitación como esa, debe ser
Algún lugar de Tokio
de estilo antiguo japonés con sitio para una cama
me estaba sintiendo bien el viento venía
de la ventana que abrí
estaba oscuro afuera
hojas marrones estaban entrando

Lo que más nos ha llamado la atención es la referencia que se hace a Tokio y a las habitaciones de estilo antiguo japonés.
Ese pequeño texto nos ha hecho recordar, inevitablemente, nuestro viaje a Japón. Son muchos los recuerdos que se agolpan en nuestra mente. Al leer la taza se ha dibujado en nuestro rostro una sonrisilla…

(Curiosamente, en la encuesta que podéis ver a la derecha, el viaje a Japón es una de las respuestas más populares…)


Y, por cierto, hablando de café, acabo de encontrar este viejo artículo del diario Journal Sentinel de Milwaukee que habla sobre las medidas de los vasos de café en Estados Unidos y el cumplimiento (o incumplimiento) de la medida a la hora de llenarlos. Puede ser un dato interesante si pensais viajar a los EE.UU., para que, al menos, sepáis dónde son más serios sirviendo café.

Tanto el artículo como nosotros apostamos por ¡¡ Starbucks !!

En él se dicen cosas como:

Medidas de los diferentes cafésA los bebedores de café de Milwaukee se les sirve menos bebida por su dinero.

Caribou Coffee se sitúa como la peor entre las cadenas de cafeterías de la zona, sisando varias onzas de cada café que pidieron los investigadores públicos. Llegaban a suponer cerca de 50 centavos de café rebajado en algunas tazas servidas.

Starbucks ofrece la taza más honesta de café de la ciudad pero, de media, todavía se queda algo corta con respecto a la cantidad anunciada.

Aquí va un práctico truco para los que gastan más de 4 dólares por su dosis de cafeína: si eres de los que quiere que le den lo que paga, deberías evitar pedir el menú de mayor tamaño. Los cafés más grandes son los más menguados.

Los inspectores públicos midieron bebidas frías y calientes de Alterra, Caribou, Starbucks y Stone Creek . Pidieron más de 45 tazas de café en establecimientos de la zona.

De media, las cuatro cadenas esquilmaban 2,3 onzas de cafés de 20 onzas. Eso supone unos 25 centavos menos de café caliente normal y 50 centavos en el caso del café frío, como el Frappuccino.

En fin, tomaos el café donde os dé la gana…

Deja un comentario