La verdad es que hay que tener muy claro que se quiere ser bloggero. Hay que amarlo y ser muy paciente, porque parece que cada cierto tiempo surge algún problema serio.

Cierto es que en muchas ocasiones se debe a la falta de profundos conocimientos, a la actualización de los mismos o de algunos códigos (temas, plugins, etc), o a la falta de previsión a la hora de organizar la gran cantidad de material infográfico y documental que se maneja.

Pero ¡coño!, es que de vez en cuando la culpa no es de uno mismo, sino de servicios de terceros. Y es entonces cuando te das cuenta de que hay mucho hijo de perra por ahí.

Esto viene al hilo de los problemas que ha comenzado a causarnos nuestro servicio externo de “hotlinking” de fotos, es decir, un servicio en el que se guardan todas las imágenes que posteriormente son enlazadas en nuestros artículos y que puedes ver en este blog.

Este sistema permite no cargar en exceso el servidor (que actualmente es Webempresa) con miles de imágenes, así como gestionarlas con cierta facilidad.

Desde los inicios de este blog (allá por mediados del año 2008) ese servicio nos lo ha prestado photobucket.com

Pues bien, en las últimas semanas algo me tenía mosqueado.

Meses atrás esta empresa había comenzado a cargar su sistema de cientos de estúpidos banners que molestaban y casi bloqueaban los sistemas. ¿Necesitaban más dinero?

Hace dos o tres semanas incluyeron un pop-up en el que se nos preguntaba para qué usabamos Photobucket. Una de las posibles respuestas era el “hotlinking”.

Mosqueo total.

Pues bien, al ir a editar hoy un artículo me he encontrado que las imágenes habían sido sustituidas por un banner que, básicamente, significaba una petición de rescate al estilo de los secuestros de los sandinistas, solo que, por supuesto, todo legal.

La broma son alrededor de 400 dólares anuales.

Obviamente (tras visitar la oficina de Hacienda para realizar la declaración, que justo nos tocaba hoy, último día…uf!) me he lanzado a descargar todas las fotos que tengo subidas a Photobucket.

En este momento sigo haciéndolo, mientras investigo una posible alternativa de alojamiento para los miles de fotos.

He leído que imgur.com es una buena alternativa, pero al probarla he observado que no guarda una estructura de carpetas en los links de las fotos, por lo que apostar por este servicio me supondría meses de trabajo.

Seguiré probando otros sistemas.

¿Alguien conoce alguno?

 

P.D.: obviamente no incluimos imágenes en este artículo por razones lógicas…

 

Actualización del 2 de julio de 2017 a las 18:00:

Tras perder casi todo el fin de semana investigando sobre posibles alternativas a Photobucket y tras leer algunas comparativas de servidores que me han abierto los ojos, al final he optado por mover todas las fotos a cdn77.com a la espera de tomar una decisión sobre el hosting.
No me apetece perder más tiempo con fallos de este calibre. Bastante trabajo da mantener dos blogs como para andar con aventuritas.

Las fotos desde cdn77.com están visibles en ambos blogs desde esta mañana.

 

Actualización del 14 de julio de 2017:

Ayer por la tarde recibí un email de cdn77.com recordándome que en 48 horas se termina el período de prueba.

Al preguntarles si tendré que pagar me enviaron información que explica que sí tendré que pagar por adelantado 150 dólares y que me irán descontando dinero de ese saldo a medida que consuma datos.

Obviamente, es un lujo que no podemos permitirnos.

He tenido que rectificar mis comentarios en el artículo en el que intenté buscar una alternativa a Photobucket.

De nuevo nos vemos envueltos en el lío de cambiar las fotos a otro servidor.

Harto ya de estar vagabundeando con las fotos de un sitio a otro, he tomado la decisión de subirlas directamente al servidor del blog. Gracias a que hace unos días los de Webempresa me incrementaron el tamaño del servidor a 3Gb cuando les avisé de que con 2Gb me vería obligado a pasarme a la competencia, ahora mismo creo que tengo espacio de sobra para hacer la mudanza.

Pero como esta tarde queremos descansar (y tal vez ver “Cars 3” en el cine), creo que dejaré la mudanza para mañana.

De momento ya he comenzado a trabajar subiendo fotos directamente al servidor con este artículo.

Actualización del 19 de julio de 2017:

Al final nos animamos y añadimos una imagen principal al artículo.

Con ese desagradable aspecto Photobucket mostró a sus usuarios que había decidido modificar sin previo aviso sus condiciones de uso pidiendo un rescate (como si de un secuestro se tratara) de 400 dólares para poder seguir mostrando las imágenes mediante “hotlinking”.

Por cierto, ayer por la tardé me pegué una currada increíble modificando código a código los links de imágenes de este blog y del blog de Japón Secreto para acomodar las imágenes que ya, por fin, están subidas (em su gran mayoría) al servidor, tras convencer a Webempresa de que me cediera 1 Gb más.

Ahora, durante semanas, me tocará ir limpiando la base de datos de ambos blogs de todas las miniaturas de imágenes que se han generado (¡maldito WordPress!) así como retocando algunos errores que, sin duda, irán surgiendo.

Eso sí, ahora trabajar con imágenes es más agradable.

De nuevo, los tiempos cambian…

 

Deja un comentario