Acabamos de cruzar el bosque más enorme que hemos visto jamás, donde las nubes y los árboles se mezclaban. El cielo estaba en el bosque o quizás el bosque rozaba el cielo.

Las olas del mar habían arrancado cientos de árboles que yacían en la playa como enormes huesos de un animal prehistórico.

Tarjeta SIM para viajar

 

Japón Secreto: descubre el Japón que no sale en las guías
Otros artículos que pueden interesarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here