Nos hemos levantado muy pronto para seguir atando cabos del viaje. La mañana luce brillante, el sol entra por la ventana del cuarto de estar de la casa y nos encontramos pegados al ordenador todo el rato; bueno Pilar leyendo algunos diarios y mirando algunos mapas mientras yo ojeo algunas páginas web.

Entre ellas, he visto la de Mariano Lozano, que de nuevo ha actualizado su blog con un nuevo capítulo sobre Seattle. Aquí lo tenéis:

Belltown y el Space Needle

Hace muchos años esta zona al norte de la ciudad era zona de tabernas, pescadores y casas baratas e incluso se barajó la idea de hacer canales navegables por el interior. Finalmente se dedicó a la industria y a los almacenes, en parte gracias a las buenas comunicaciones con el mar por Lake Union tras la apertura del canal de Ballard. La gran cantidad de naves existentes en buen estado y con sabor añejo fue lo que propició que en los años 70 se vinieran muchos artistas a esta zona, por lo barato que era y la facilidad de montar lo que luego se ha puesto tan de moda: los “lofts”. Posteriormente, con el despegue de la ciudad gracias a Microsoft, Amazon y Boeing esta fue la zona donde se construyó vivienda en altura y donde se encuentran la mayoría de apartamentos de corte urbano de Seattle.

Policías en downtown SeattleBelltown no tiene zonas geográficas bien delimitadas, exceptuando el Seattle Center. Lo mejor del barrio queda para los vecinos en vez de para el turista: quedar a cenar con los amigos o tomar unas copas. Aquí se situaban en los ’90 muchos de los locales que dieron origen al conocido movimiento del grunge y que ya explicamos en Mi Ciénaga (ver mapa de locales grunge). El Cinerama, también reseñado en esta página, se sitúa en este barrio. Aún así, no hay que irse de la ciudad sin pasar un rato por estos lares y disfrutar del ambiente nocturno, joven, desinhibido y con buen rollo. Hay que recordar que no está permitido fumar en los locales ni beber alcohol en la calle, ni siquiera en el único bar español de tapas de la ciudad que por supuesto, también está aquí.

La parte más al sur del barrio que linda con el nuevo downtown es una zona comercial muy importante, quizás la más urbana y cosmopolita de todo Seattle. Aquí se dan la mano las principales cadenas como Nordstrom, Macy’s y otras marcas muy populares de ropa. Desde el Westlake Center (3ª planta) se coge el famoso Seattle Monorail que sin paradas intermedias te lleva al Space Needle, y es el mismo tren que utilizaron en la Exposición Universal de 1962 lo cual le da al conjunto un aire retro interesante. Toda la zona está llena de tiendas de lujo y restaurantes de moda. Todos ellos caros, pero de excepcional calidad y con interminables cartas de vinos.  Si queremos hacer una parada y tomar algo rápido a la vez que vemos algunas tiendas podemos visitar el Pacific Place, un gran centro comercial que incluye cines, tiendas, restaurantes y los irresistibles helados de Johnny Rockets.

El Seattle Center, el Space Needle

A veces hay confusión con esto: el Seattle Center es el recinto utilizado para la Exposición Universal (la Expo, vaya) de 1962. El Space Needle está dentro del recinto y es una atracción más. Si tienes la mala suerte de llegar al Seattle Center un día de invierno, con viento y esa lluvia fina que nos acompaña durante meses y meses, te parecerá este el sitio más horrible del mundo. Y eso es porque este sitio, sin gente, no es nada ni hay nada de que hacer.

El Seattle Center es fundamentalmente un sitio donde se organizan eventos y la gente viene a atenderlos, tanto en sus cerrados recintos como al aire libre. Por ejemplo, conciertos de música o eventos deportivos en el Key Arena o sesiones especiales de cine en el Seattle Repertory Theatre, más conocido como el “Rep”. También las representaciones de ópera que no una sino varias veces han salido reseñadas en estas páginas, se realizan en el Marion Oliver McCaw Hall. El verano es tiempo de conciertos y actividades al aire libre, como el conocido festival gastronómico, Bite of Seattle, del que ya hemos hablado. Pero sin duda, las dos estrellas principales de este espacio son el Space Needle y el Experience Music Project.

Vista de Seattle desde el Space NeedleEl Space Needle se construyó especialmente para la Expo del 62 y es la famosa torre sin la cual Seattle tendría un aburrido skyline. Lógicamente se puede subir en el ascensor tanto al restaurante giratorio como al mirador que hay justo encima. Es recomendable reservar en el restaurante y tomar el brunch a mediodía, tienes las vistas aseguradas y la visita el mirador va incluída, ahora bien tienes que consumir un mínimo. Abajo hay una tienda de recuerdos carísima y nada recomendable. Si hace buen tiempo y no dispones mucho de él, no dejes que el Space Needle te lo robe en demasía, disfruta más de los mercados o de visitas alrededor de la ciudad y si quieres vistas tienes opciones como el Smith Tower o el mirador del Bank of America tower, menos masificados y con vistas menos vistas, ¿me explico?

Desde el Space Needle, pasando por debajo de la estación del Seattle Monorail, llegamos a un edificio que nos recuerda al Guggenheim de Bilbao. Normal, lo hizo el mismo arquitecto, Frank O. Gehry. Jimi Hendrix tiene su espacio en el Experience Music ProjectTiene el rimbombante nombre de Experience Music Project y si viéramos el edificio desde el aire, nos parecerían los restos de una guitarra destrozada. Es una donación del cofundador de Microsoft, Paul Allen y aquí se realizan desde conciertos hasta exposiciones sobre música. Jimi Hendrix tiene toda una sala dedicada a él como inspirador de este proyecto para sus creadores y eso que intentó por todos los medios renegar de su ciudad natal. Una foto que no te debes perder es la del monorail atravesando el edificio del EMP, parece sacado de una película de ciencia ficción dirigida por Woody Allen.

CityPass de Seattle

No se te olvide que con el CityPass de Seattle tienes acceso a un montón de descuentos a museos, el aquarium, el zoo, etc.

Mapa de la zona

En el siguiente mapa puede situar los principales puntos de interés que hemos comentado en este capítulo:

Ver mapa de la zona

Capítulo anterior: Pike Place Market y alrededores: entrando en materia.

Próximo capítulo: Los barrios periféricos de Seattle.

A juzgar por el título, me da la impresión de que el próximo capítulo es de los que más me interesan…

 

1 Comentario

Deja un comentario