Ayer por la noche pudimos ver de nuevo a los ARIZONA BABY en directo, en primera fila.

Se trataba del concierto que cerraba la larga gira que ha llevado a estos rockeros vallisoletanos, por toda la geografía española, durante el pasado curso, presentando su segundo trabajo discográfico "Second to None".

Un concierto muy especial por varios motivos.

El primero y más visible fue la sustitución de Marcos Úbeda, el responsable de las percusiones de este trío pucelano, por Hermo, cuarto miembro (en la sombra) de la banda, que según comentó el cantante, Javier Vielba, les ha acompañado en numerosas fechas de la gira sustituyendo a Úbeda por razones de salud. Lo sentimos.

Quedó patente que Hermo era el cuarto ARIZONA, pues deleitó al respetable con momentos inolvidables de percusiones tan curiosas en sí como el instrumental utilizado para perpetrarlas (me refiero a la tabla de lavar).

Hermo y Vielba

Por otro lado agradecimos mucho la enorme cantidad de temas nuevos que sonaron, un preludio del nuevo curso que comienza, lleno de fechas que harán que los ARIZONA vivan muchos meses en la carretera, con la novedad de verse además acompañados por LOS CORONAS en una gira titulada "Dos Bandas y un Destino" (¿homenaje a Newman y Redford o a Butch Cassidy y Sundance Kid?).

Si así es como va a sonar el nuevo disco, ya podemos prepararnos para otro bombazo en el cambiante y antojadizo mercado musical español.

Javier Vielba, cantante y cada día más enterntainer, con sus divertidos monólogos, fue sirviendo de telón para los diversos cambios de ritmo.

También vimos cómo la puesta en escena es cada vez más cuidada. Memorable fue ese "duelo de banjos" sui generis entre Vielba y el señor Marrón a quien, por cierto, se le notaron mucho los kilómetros de carretera de esta gira sobre la guitarra, que dominaba a la perfección en numerosos alardes sobre las seis cuerdas.

El teatro impone respeto, y eso fue seguramente lo que provocó que el público se mantuviera atento a cada tema, pero sin levantarse, aunque damos fe de que los asientos se movían al ritmo de la gente. Eso sí, la estúpida prohibición de hacer fotos no ayudó a calentar el ambiente (prohibición que, como en el caso de Chris Isaak, nos saltamos gustosamente. ¡Faltaría más!)

 

Como empieza a ser habitual en los directos de estos cuatreros pucelanos, sonaron un par de versiones, siempre con el toque personal de ARIZONA BABY: el "Wish You Were Here" de PINK FLOYD, interesante aunque menos acertada que la impecable versión del "Runaway" de Del Shannon ("otro de los muchos Runaways", como apuntó Vielba al final del tema).

Temas de su primer álbum autoproducido, temas de su ya legendario "Second to None" y temas de su nuevo trabajo ya en camino sonaron durante más de una hora de concierto.

La mezcla nos hizo ver claramente como el pasado fue estupendo, el presente casi perfecto, pero sobre todo, el futuro, tremendamente prometedor.

 

Estaremos con vosotros en la carretera !

 

Actualización del 15 de octubre de 2010:

En el blog oficial de la banda podéis ver y escuchar algunos fragmentos de este inolvidable concierto.

 

(Visto 5 veces, 1 vistos hoy)

2 Comentarios

Deja un comentario