Esta mañana ha vuelto el jefe.

Es la primera vez que deseaba que sucediera.

A estas alturas deberíamos estar por alguna parte del mundo, pero no es así.

Aunque las cosas cambiarán pronto. Estamos seguros.

De repente, Pilar comenta que quizás deberíamos [member]empezar por Seattle.

Quizás convendría dejar los viajes en avión para las horas muertas.

 

No me parece mala idea, si no fuera porque preferiría[/member] empezar por Alaska…

 

[member]Claro, que así también podemos quedar con Mariano…[/member]

Deja un comentario