Es navidad. Es tiempo de ver películas en familia.

Este artículo pretende ser la continuación (o ampliación) del anterior artículo dedicado al cine navideño.

Como ya dijimos en nuestro anterior artículo dedicado al cine navideño, no es necesario que se trate de películas ambientadas en navidad para que el momento sea totalmente navideño, pero ya que existen multitud de filmes ambientados en esos días, vamos a apuntar aquí algunas de las más populares y que además, más nos gustan.

En este caso, además, con un denominador común: todas ellas están ambientadas en Nueva York.

(Puedes leer este artículo mientras escuchas alguno de nuestros villancicos favoritos).

Asalto al Tren del Dinero: una de nuestra películas más queridas en lo que respecta a la ambientación navideña. Esta película es Nueva York en estado puro. Cada segundo del film nos trae a la memoria sensaciones y recuerdos de laas nocheviejas que pasamos en Nueva York. Es, probablemente, la película que mejor transmite la sensación de la navidad en Nueva York, de las luces en las calles de barrios como Brooklyn o Queens, del momento en que la bola cae desde un edificio de Times Square dando la bienvenida al nuevo año. Wesley Snipes y Woody Harrelson son una de esas parejas perfectas del cine, que compiten por la sexy Jennifer Lopez en una historia de desencuentros, comedia y acción.

El Apartamento: esta obra maestra del cine, estrenada en 1960, es, como otras creaciones del genial Billy Wilder, un maravilloso ejercicio de equilibrio entre la comedia sutil e irónica, y el trasfondo tristón y melancólico. C.C. Baxter (Jack Lemmon) es un empleado de una gran compañía de seguros neoyorquina, que intenta ascender laboralmente en la empresa prestando su modesto apartamento a altos ejecutivos para que éstos mantengan en él sus aventuras amorosas. El problema surge cuando se enamora de uno de los ligues de un ejecutivo. Una película desconocida por las nuevas geenraciones, pero que nadie debe perderse. Además, el encanto de estar rodada en blanco y negro es indescriptible. Al fin y al cabo, siempre he dicho (como Woody Allen) que Nueva York es una ciudad en blanco y negro.

– Solo en casa 2: he de decir que siempre mantuve recelos respecto a esta película y su predecesora, a pesar de que el guión es obra de uno de los grandes genios de los '80, John Hughes. Durante años nos negamos a verlas. Hace un año vimos la segunda parte y la verdad es que nos gustó. Aunque trufada de tópicos y estereotipos, es sencilla y mantiene el humor infantil y pícaro de las películas de Hughes. Además, y aquí viene el motivo de que nos guste, se desarrolla en un Nueva York navideño cubierto de nieve. Muy nostálgico para quienes conocen esa ciudad en navidad.

Sexo en Nueva York (la película): a pesar de que para muchas personas se trata de una película frívola y carente de interés, las escenas navideñas neoyorkinas magníficamente ambientadas con algun preciosísimo villancico, son casi lo más sobresaliente de este film. El resto del film es, como la serie de la que procede, más momentos divertidos y glamurosos de Carrie Bradshaw y sus amigas. Otra película más en la que, para nosotros, sobresale el entorno en que se desarrolla: Nueva York en navidad. De acuerdo, quizás somos muy reiterativos con el tema, pero es que esa ciudad es perfecta para vivir esas fechas.

Eyes wide shut: la última película de Stanley Kubrick, que murió antes de que se estrenara. Un extraño y oscuro film al que la polémica precedió a su estreno, por las escenas subidas de tono de sus protagonistas, la pareja CruiseKidman (que tras el rodaje romperían su matrimonio tras varios años). De nuevo, navidad en Nueva York. Aunque en este caso, es solo el contexto en que se desarrolla una película de ambiguo argumento con multitud de ramificaciones y detalles de guión difíciles de interpretar. Sin duda, una forma alternativa y siniestra de disfrutar unas navidades de cine.

A esta lista, añádanse las películas "Los fantasmas atacan al jefe", "Family man", "Serendipity" y "Cazafantasmas 1 y 2", que ya comentamos en el artículo anterior.

 

Deja un comentario