Todavía no sabemos cuánto tiempo más viviremos en esta casa.

Los planes son los de buscar una casa nueva, pero después de dos años planeándolo, no acabamos de decidirnos.

De momento, mientras encontramos nuestro nuevo hogar, necesitamos, de vez en cuando, hacer algo de limpieza para poner orden en la enorme cantidad de papeles y recuerdos que vamos acumulando en los últimos años.

Resulta nostálgico y, en ocasiones, algo doloroso deshacerse de algunas cosas, pero la clave de la vida es cerrar una etapa (aunque sea parcialmente), y continuar con la siguiente.

Como decían los protagonistas de la película "Heat", conviene tener solo las cosas que puedas meter en una maleta en caso de necesitar huir.

Bueno, no somos gangsters, así que tampoco seremos tan estrictos, pero desde luego, necesitábamos poner orden en casa.

Es curioso encontrarse viejos apuntes de idioma, facturas de anteriores viajes, …

 

Compartir
Artículo anteriorDISPARO IMPOSIBLE DE FALLAR
Artículo siguienteEN PRESIDIO
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario