Desde mediados de agosto he dedicado todos mis esfuerzos bloggeros al otro proyecto, por lo que, para mi pesar, tengo este blog/diario muy abandonado.

No quiero que este blog muera y pase a ser más basura electrónica de esa que dicen que llena el 90% del contenido colgado en internet.

De todos modos, no es solo ese proyecto el que me ha estado ocupando la gran parte del tiempo.

También llevamos muchas semanas decidiendo si vamos a viajar y a dónde.

El verano ha terminado y, por varios motivos, no hemos viajado a ninguna parte. Ha sido una decisión que no no ha costado nada tomar, porque el rumbo de los acontecimientos no era como deseábamos. Somos muy perfeccionistas. No viajamos solo por no estar en casa. Buscamos las grandes experiencias (de ahí el título de este blog), por lo que un simple viaje al extranjero, a estas alturas, no nos serviría mas que para divertirnos un poco y gastar un buen fajo de billetes.

 

Así que, por el momento, seguimos mirando e investigando sobre nuestro próximo destino. Nuestro principal objetivo es hacer un viaje perfecto, con unos planes sofisticados y complicados, sin tener que estar siempre a la carrera.

 

La verdad es que estamos sorprendidos de la cantidad de información y de los impresionantes blogs de viajes que han surgido en los últimos meses. Eso cambiará el mundo del turismo sin duda alguna.

 

En el futuro (cercano, espero), volveré a trabajar en este blog y a publicar mucha mucha información que espero sea de utilidad para viajeros y curiosos.

 

Bueno, no me enrollo más.

 

Hasta luego.

Compartir
Artículo anteriorHAIKU 13
Artículo siguienteVIAJE NÚMERO 12
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario