Hacía tiempo que no volvíamos al cine.

Volver a una sala para ver "Furious 7" es un buen pretexto.

Y para qué negar la evidencia, ésta es la última parte de una saga irrepetible. A partir de ahora, todo será diferente.

Pilar, Raquel y yo lo hemos pasado genial. Ha sido todo un espectáculo.

Y, de paso, nos hemos puesto las botas con tanta chuche, jeje.

 

Deja un comentario