Acabamos de ver, otra vez, una película que representa mucho para nosotros.

Se trata de “Death Proof” (2007), otra gamberrada fílmica de Quentin Tarantino. Una película que esperaban con ansia los seguidores y que acabó siendo una decepción para la crítica, que no supo entender el enfoque de ésta y algunas de las siguientes producciones del estravagante director.

Chevrolet Nova en "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Sinopsis

Death Proof” es la narración en dos actos de las fechorías de un tarado llamado Especialista Mike, anteriormente especialista de cine, y que actualmente se dedica a acabar con la vida de las chicas de las que se antoja. Para ello, utiliza sus potentes coches muscle car preparados contra colisión o, como dice el propio Mike, “a prueba de muerte”. Eso sí, solo para el que va montado en el asiento del conductor…

Especialista Mike hablando con una de sus víctimas. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Kurt Russell en "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Película de conversaciones

Se trata de una película aún más extraña en su desarrollo que el resto de la filmografía de Tarantino, de modo que, aunque parece que va a estar llena de persecuciones de coches y momentos de acción, realmente es lo que podríamos demoniar una “película talk show” o “talk movie. Algo así como un paso más allá en las largas conversaciones intrascendentes que pueden verse en “Reservoir Dogs” o “Pulp Fiction.

"Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Ciertamente, tiene algunas escenas espectaculares, sobre todo la persecución del final de la película, pero para llegar a ello tendrás que soportar larguísimas escenas de pura conversación intrascendente.

Todos los personajes están profundamente estereotipados. Sobre todo el sheriff, sureño a más no poder, y los más raciales, con esa forma negra de hablar que tanto le gusta al director de Knoxville.

Como novedad, es la única película de Tarantino, hasta la fecha, que se desarrolla en un estricto orden cronológico normal.

"Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Los homenajes de Tarantino al cine “exploitation”

Pero, la pregunta clave es: ¿por qué es una película tan desastrosa y mediocre?

Cartel de "Death Proof" (2007)

Desde hace años, Tarantino se encuentra inmerso en una cruzada para homenajear los estilos más comerciales de los ’70, los exploitations.

 

Así, “Reservoir Dogs” y “Pulp Fiction” supusieron un homenaje al pulp y el cine negro de serie B; “Kill Bill” homenajeaba al blaxploitation, el Wuxia chino, las películas de yakuza japonesa, el cine samurai japonés, y las películas de kung fu de las decadas de los ’60 y ’70. Pero también incluye referencias al western, al igual que “Malditos Bastardos“. Por último, “Jackie Brown“, es un claro homenaje al blaxploitation.

“Grindhouse”

"Grindhouse" (Quentin Tarantino, 2007)

Death Proof se circunscribe dentro de una serie de películas llamadas Grindhouse, un homenaje a las salas de cine de barrio que proyectaban sesiones de dos o más películas seguidas, separadas por algunos minutos de publicidad, generalmente de restaurantes y otros negocios de la ciudad.

La película presenta cortes daños intencionados en la cinta para que se vea como muchas de las películas de exploitation de los ’70, que iban pasando de sala en sala de cine y, por lo general, acababan en muy mal estado.

"Grindhouse" (Quentin Tarantino, 2007)

Un buen ejemplo de esta degradación intencionada de la película con saltos y cortes puede verse al principio, cuando se muestra una fracción de segundo del título “Thunderbolt” e inmediatamente se sustituye por un inserto con el título Death Proof. Es otro homenaje al exploitation, en el que era muy habitual retitular un film, sobre todo cuando recibían mala prensa en su lanzamiento inicial.

"Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Todos esos cortes intencionados en la cinta recuerdan a “El Club de la Lucha” y, al igual que ésta, parecen más interesantes los datos curiosos sobre la película que la propia película.

"Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Dato curioso: la caja de música (“jukebox”) que aparece como “AMi”, es la misma que aparece al comienzo de la película “Asesinos Natos (escrita por el propio Quentin Tarantino).

Homenaje al cine de persecuciones de los años ’70

En cuanto a Death Proof, es evidente que homenajea a las películas de persecuciones de coches de los ’70. No hay más que fijarse en los coches que aparecen en la película para darse cuenta de este homenaje:

  • Dodge Challenger blanco de 1970Dodge Challenger 1971. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007): un clarísimo homenaje a “Punto Límite Cero (de hecho, lo comentan los personajes). Por cierto, para los productores debió ser imposible encontrar el modelo exacto que conducía Kowalski en la película de 1971, porque el que aparece en “Death Proof” no es exactamente el mismo modelo, sino uno coupé un poco menos cotizado.
  • Ford Mustang Grande de 1972Ford Mustang Grande 1972. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007): es un homenaje a “60 segundos(la versión original de 1974, no el remake protagonizado por Nicolas Cage). Tampoco en este caso han utilizado el mismo modelo, sino uno parecido, pues el original, conocido como Eleanor, era un Mustang Boss 302. No obstante, la pintura es la misma.
  • Dodge Charger de 1969Dodge Charger 1969. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007): mi favorito. Aquí no está tan claro el homenaje, aunque se nos ocurren dos posibles producciones, la película “Bullitt“, en la que este gigantesco deportivo persigue y es perseguido por el Mustang de Steve McQueen, y la serie “The Dukes of Hazzard (aunque en ésta, el Charger, conocido como General Lee, era naranja). De todos modos, es un modelo de coche que sale en toda buena película de persecuciones. Por eso puede verse en otra de las películas que homenajea: “La indecente Mary y Larry el loco“. 
  • Chevrolet Nova del ’71 o ’72Chevrolet Nova. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007): coche que aparece en “Pulp Fiction” o en “Superdetective en Hollywood. Por cierto, la matrícula que luce el Chevy Nova de la primera parte de la película es “JJZ-109“. ¿Recordáis la matrícula del Mustang de “Bullitt“? Pues imaginad cuál era…
  • Pato metálicoCartel alternativo de "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007) con un pato de goma: que luce Especialista Mike en el frontal de los coches. Un clarísimo homenaje a Pato de Goma (Rubber Duck), protagonista de la maravillosa película “Convoy” de Sam Peckinpah.

También se hace referencia, por los comentarios de algunos personajes, a otras películas olvidadas como “La indecente Mary y Larry el loco (“Dirty Mary Crazy Larry“, 1974) e “Infierno en la carretera (“White Line Fever“, 1975).

No obstante, a pesar de que salen todos esos coches, los posters promocionales y el DVD muestran un Chevrolet Camaro de 1967 que, en realidad, no aparece en ningún momento de la película. Además, aparece sin el pato metálico en el frontal (?!).

¿Por qué recomendamos este film?

En resumen, son varios los motivos por los que recomendamos ver este film (siempre teniendo en cuenta las advertencias que hemos hecho):

  • La protagoniza Kurt Russell
  • ¿De qué va la película? ¡a quién le importa! ¡Salen unos cochazos americanos impresionantes!
  • La escena de persecución del final es muy muy buena
  • Tiene esos toques de gore y humor macabro tan interesantes del director
  • Sirve para tomar nota de las películas setenteras de persecuciones de coches que aún no has visto

Kurt Russell en "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

Por cierto, si optas por ver la versión que aparece en el paquete “Grindhouse en vez de ver la original, te ahorrarás bastantes minutos de metraje.

Dodge Charger 1969 contra Dodge Challenger 1971. "Death Proof" (Quentin Tarantino, 2007)

 

Deja un comentario