Después de una semana hablando del tema, sin concretar nada, acabamos de dar el paso y hemos reservado una habitación en una bonita zona de Oporto para pasar una noche.

Es la primera vez que viajamos juntos a Portugal y también la primera vez que viajo conduciendo yo.

En teoría, se trata de un plan muy sencillo. Esperemos que no se complique por algún desagradable incidente.

De momento, el experto del taller pidió ayer los adaptadores para GLP en el extranjero, pero hace un rato, cuando hemos ido a recogerlos, resulta que no eran los que necesitamos, así que, a la aventura, como siempre…

 

Vamos a ponernos ahora a investigar sobre Oporto.

 

 

Deja un comentario