Acaban de ser las 12:12 del 12 del 12 de 2012.

Esta curiosa coincidencia numerológica que acabamos de vivir hace escasos minutos nos ha hecho recordar que el 11 del 11 de 2011 estábamos en Japón, justo como hace cuatro días.

 

Por otro lado, el hecho de ser hoy 12 de diciembre significa que, según las especulaciones algo desinformadas de los medios de comunicación sobre el calendario maya, quedan 10 días para el fin del mundo.

Me da la impresión de que tal nefasto augurio hará correr ríos de tinta prenavideña, y cientos de minutos de televisión de entretenimiento pero, a parte de eso, poco más.

 

En fin, no quedan muchos días para despejar las dudas…

 

Deja un comentario